Esta lista de expresiones peruanas puede ser tu salvavidas social cuando estés de vacaciones o trabajando en Perú, uno de los países con reconocimiento mundial por su gastronomía y por el turismo.

1. “¡Qué palta!”

Palta en Perú se refiere al aguacate, pero en esta expresión no necesariamente significa un halago al alimento. Lo más probable es que signifique “vergüenza”. Por ejemplo, quizás alguien diga “Me da palta pasar frente a mi ex” o “Qué palta estar solo en San Valentín”. Es rara la comparación de este fruto con una situación vergonzosa… Palta viene del quechua Pallta que significa “bulto de carga que se lleva colgando”.

Palta puede tener sus derivaciones cómo “paltearse”, que se usa para decir que estás preocupado, que piensas de más o que no entiendes mucho una situación. Una forma sería “me fui palteado a visitarte”, es decir, fui preocupado a visitarte, y “te hiciste paltas sin necesidad”, en otras palabras, pensaste mucho sin necesidad.

2. “Piña, pues”

Cuando una persona le ocurre una mala suerte, esta es una forma de decirle que lamentas su desgracia. Por ejemplo:

Me he quedado sin gasolina en el medio de la carretera.
Uy, piña, pues. Busca a alguien que te socorra.

3. “Asu mare”

Es la unión de varias palabras, ah- su- y madre, y siempre es utilizado para expresar sorpresa: “¡Asu mare! Qué grande es este plato”. La expresión es tan popular que es el nombre de una película de comedia, con ya dos secuelas (Asu Mare 2 y 3):

4. “Me dejaron misio”

Y particularmente en esta época de fin de año, “Me volveré misio después de diciembre”. La frase es utilizada para expresar que te has quedado sin nada de plata y por lo tanto sin poder salir de fiesta, a menos que te inviten.

5. “Habla, causa”

“¡Habla , causa! ¿Cómo estás?”. Es una manera de iniciar una conversación ordinariamente, y una forma de llamar a ese amigo de confianza, así como “pana” y “compadre”. Es similar a decir “Épale, hermano”.

Causa también se puede referir al plato “Causa rellena”, que es a base de papas.

6. “Habla, pe”

Hay sinónimos del “pues”, como el “po” de Chile. Este “pe” siempre va al final de cada oración como “Vamos al cine, pe”, “¿Cuánto cuestan esos tamales, pe?”, “¿Qué pasa, pe?”. No es complicado de comprender, pero al principio quizás confunda a los extranjeros.

7. El famoso “Oe”

Para llamar la atención de alguien, en vez de decirle “pe” puedes decir “Oe” y parecer que has nacido en Perú.

Ejemplo:

¡Oe! Mañana me llevas los libros, pe.

Oe, ¿y qué vas a hacer mañana?

Pero hazme caso, oe.

8. “De la PM”

No, no se trata de un horario de la tarde, posterior al mediodía, Post Meridiem. Es una abreviación de dos palabras – “puta” y “madre”- y en Perú la usamos para describir algo que estuvo bien “chévere”, que nos gustó mucho: “Esa fiesta estuvo de la PM”, “Manuel se fue de juerga ayer y lo pasó de la PM”.

9. “Qué roche”

Roche quiere decir vergüenza, que algo vergonzoso pasó o puede ocurrir. Roche es una palabra francesa que significa roca, y quizás podemos imaginar que uno está en el suelo como una roca de la vergüenza. Es parecido a decir “Qué pena” en Venezuela o “Qué oso” en México.

Ejemplos:

Ayer pasé roche con un pedazo de comida entre los dientes y nadie me dijo nada todo el día.

Me dio roche estar frente a toda la multitud cantando.

10. “Eres espeso”

No se trata de tu peso o contextura corporal, sino más bien de tu actitud. Si alguien te acusa de “espeso” en Perú, significa que eres o te estás portando insoportable. Por ejemplo, una persona que no se cansa de discutir por política, y termina dejando de ser invitada a las fiestas: ya cae muy mal como para aguantarlo. “Es tan criticona que ya cae espesa”.

11. “Ya es la hora del bitute”

Aunque la palabra “bitute” no se encuentra en un diccionario como el de la Real Academia Española, en Perú significa almuerzo. La frase de arriba, por lo tanto, quiere decir que ha llegado la hora de almorzar. Es una forma alegre de anunciar que vamos a comer cuando hay mucha hambre y la comida es rica.

12. “Estar Chihuán”


Este es un gran ejemplo de lo rápido que se adoptan algunas cosas en el lenguaje. Lo de “estar Chihuán” surgió recientemente por una congresista, quien dijo estar sin mucho dinero a pesar de recibir más de 15 mil soles al mes. Esto causó mucho revuelo a nivel nacional, y hasta la Tigresa del Oriente le dedicó una canción.

Si pasas unos días en la maravillosa tierra inca y usas estas expresiones o modismos, quizás logres no quedar como un simple turista. También puedes leer esta mini guía para entender el raro español de los peruanos.