Chile es un país lleno de mitos y leyendas que se extienden de norte a sur. Algunas asociadas a las faenas mineras y campesinas, otras de origen Mapuche o de otros pueblos originarios, y muchas provenientes de la llamada “tierra de brujos” por los archipiélagos de Chiloé.

Muchos niños chilenos han crecido y crecen escuchando estas historias, que se entrecruzan y dan origen a seres mitológicos que debes conocer si a Chile quieres venir.

El Athrathrao o Basilisco

Criatura mitad gallo y mitad serpiente que nace de un huevo de gallo, tiene una cresta roja y un cuello largo como serpiente.

Durante el día esta criatura se esconde bajo la casa del dueño del gallinero, pero por la noche, se arrastra dentro y luego de realizar un canto hipnótico que mantiene a la gente dormida, se alimenta de su aliento y su saliva. Con el tiempo las personas pierden las ganas de alimentarse y desarrollan una tos que mata uno a uno a los habitantes de la casa.

Para los fans de Harry Potter: no hace falta tener una espada de Griffindor. La forma de deshacerse de Athrathrao es deshacerse del huevo y matar al gallo que lo puso, pero si esto no se logra, la única solución será quemar la casa.

El Coo

Este ave de mal agüero es similar a una lechuza de ojos grandes y redondos. Según las leyendas locales, los brujos de Chiloé pueden adoptar esta forma sobrenatural.

Se dice que cuando aparece tiene el poder de realizar males o producir la muerte de las personas. Una vez que el brujo realiza sus conjuros para dormir a la víctima, se transforma en el Coo y entra a la casa donde con sus garras lacera los brazos, piernas y espalda de la víctima. También puede arrancarle el cabello para luego con este preparar polvos mágicos que le provocarán enfermedades y finalmente la muerte.

A post shared by Fer ☄ (@mfer.a) on

El Trauco

Una de las leyendas más populares es la de este hombre con características de ogro, que mide no más de 80 centímetros y tiene muñones en vez de pies. Además, usa un sombrero cónico.

A post shared by Ro-Ma (@ro_ma.cl) on

El trauco es poseedor de una fuerza descomunal, y puede ocasionar daño a los hombres a distancia deformándolos o quebrándoles los huesos. Con su repugnante aliento, seduce a mujeres jóvenes a las que luego embaraza. Vive en los bosques, y es por eso que algunos insisten en que “las mujeres no deben salir al bosque solas”. En ocasiones, entra a la casa de sus víctimas camuflado entre la leña y las ataca por las noches.

Quienes buscan explicaciones más bien sociológicas dicen que el legendario Trauco era una forma de justificar a las madres solteras, en épocas en las que quedar embarazada sin estar casada era muy mal visto.

Crédito: ccordova

La Fiura

Es una criatura maligna, una mujer de muy baja estatura y repugnante aspecto, pelo largo y negro, ropajes rojos y se caracteriza por sus horribles muecas. Es la hija y esposa del trauco (si, hay incesto en la historia), de tal modo que ambas criaturas pueden seguir reproduciéndose.

Se deleita en prodigar males a las personas, vaga en los bosques y se escabulle en los matorrales. También posee una fuerza sobrehumana y con la fetidez de su aliento tiene el poder de torcer o quebrar las extremidades de animales o personas.

Seduce a los hombres, quienes no pueden mirarla a la cara o sufrirían horribles maleficios o morirían en el acto.

A post shared by Coni (@coniskedia) on

El Deñ

Otra ave mitológica, aunque esta se dedica a anunciar desgracias. La transformación en Deñ sería usada en la noches más oscuras y silenciosas, con el fin de asustar y atormentar al anunciar desgracias.

Para ello, el brujo transformado en el Deñ, durante varias noches se posaría en un árbol que esté cercano a la casa de su víctima realizando gritos, burlas y carcajadas escalofriantes, siempre con sus ojos brillantes mirando el hogar de las personas a atormentar. Su objetivo es aterrorizar a los integrantes del hogar mientras adivinan qué tipo desgracia le sucederá próximamente a su familia.

El Invunche

Esta criatura es una ser humano deforme. Se dice que el Invunche es creado por los brujos mediante el rapto o compra del hijo primogénito de alguna familia que requiera favores de los brujos.

Ellos se encargarían luego en un ritual, de quebrarle y torcerle una pierna para pegarla a su espalda, deformar su cabeza y partir su lengua, para luego ser alimentado con leche de gata negra y al tener dientes, de cabritos.

Su objetivo es proteger las cuevas de los brujos y a veces es usado para sus venganzas y maleficios. Cuando los brujos lo sacan de la cueva para cambiarlo de lugar, este va dando aterradores gritos que anuncian desgracias a las familias a su paso.

Crédito: ccordova

El Piuchén

Serpiente alada sanguinaria, similar a un gran murciélago, que habitaría en los bosques desde el Norte Chico hasta la Patagonia. Su cuerpo estaría cubierto de pasto. Con su poderosa fuerza puede derribar árboles y producir gigantescas olas que hacen zozobrar embarcaciones.

Comúnmente se adhiere a los troncos de los árboles durante la noche y gusta de vivir cerca de ríos y lagos. Se alimenta de sangre, prefiere la sangre de animales, pero puede también atacar al hombre.

Se puede reconocer por su agudo silbido, se cree que produce una sustancia irritante que produce sarna, además quienes lo ven quedan paralizados, luego de ello les succiona la sangre hasta llevarlos a la muerte.

El Tué-Tué o Chonchón

Extraña ave de plumas grises, cabeza humana y garras afiladas que sería un brujo convertido en ave por medio de un ritual, para moverse a reuniones de brujos o rondar las casas de sus víctimas.

A post shared by @zesak on

Se dice que emite un fatídico sonido que dice “Tué Tué”. Esta criatura es muy temida en zonas rurales porque puede provocar daño o enfermedad luchando con el espíritu de las personas. Cuando los campesinos escuchan sus gritos persistentes, creen que viene a anunciar muerte o enfermedad de alguien cercano.

Si visitas Chile, quizás puedes probar una cerveza negra con este nombre:

La Pincoya

La pincoya una mujer joven y hermosa de largo cabello rubio, que sale de las profundidades del mar a bailar a las playas. Según en qué dirección realice su baile, presagia a los pescadores si la pesca será o no abundante.

A post shared by Wilmen_ (@vanvlsen) on

Tiene también como tarea ayudar a los pescadores que naufragan. Si no logra salvarles la vida, los lleva hasta el Caleuche…

El Caleuche

Barco fantasma que lleva música y luz por los canales de Chiloé. Hay varias versiones… una cuenta que busca embelesar a los pescadores para luego convertirlos en esclavos del barco para toda la eternidad. Si, parecido a la historia de Piratas del Caribe.

Este barco surca tanto la superficie como las profundidades, jamás de día y siempre entre la neblina. Se dice que es habitado por los brujos y los cadáveres de los náufragos que llegaron allí llevados por la Pincoya, quienes al pisar el barco vuelven a la vida.

Se comenta que el caleuche supervisa todo lo que pasa en las islas y cobra venganza cuando se cometen actos ilícitos.

Las ánimas de Cucao

Cuenta la leyenda que las ánimas de los muertos deben dirigirse a Cucao, específicamente a Punta Pirulil. Allí, entre gritos y sollozos llaman al balsero Tempilkawe que en su bote de espuma las llevará al otro extremo, a una vida superior.

Hay un punto en Chiloé, conocido como “Muelle del Alma” o “Kuy-kuy Tempilkawe”, que se ha vuelto muy conocido. El sitio, de día, y si te atreves a visitarlo, se ve así:

Si escuchas a las almas jamás debes invocarlas ni nombrarlas como “ánimas de Cucao”, si no exactamente un año después la muerte irá a buscarte y serás una más de estas almas en pena.

Los Cueros

Los cueros son monstruos sanguinarios que tienen la forma de un gran cuero de vaca extendido. En su contorno poseen garras y dos tentáculos como tenazas, con un par de ojos rojos y saltones. En su cuerpo tienen una gran ventosa.

Esta criatura de las aguas inmoviliza a las víctimas que están en las orillas, luego de lo cual hace subir el nivel del agua para en un abrazo mortal, llevárselas a lo profundo, donde succiona hasta la última gota de su sangre. Luego de esto el cuerpo sin vida flota hasta la superficie.

Imagen de portada: gentileza de Constanza Corvalán, ilustradora chilena también conocida como ConiSkedia (@coniskedia).

Fuentes:
– “Mitos y leyendas de Chile”, del autor Floridor Pérez.
– This is Chile, disponible en thisischile.cl/chiloe-lugar-de-mitos-y-leyendas

Sea el primero en comentar