Ante la mención de Sudamérica, los que no son de la región quizás piensen en andar a caballo por la Cordillera de los Andes o en bailar en el carnaval. Probablemente, husmear títulos de libros en una librería urbana no será lo primero que venga a sus mentes. Sin embargo, en las grandes ciudades de Sudamérica las librerías no solo son bonitas: son espectaculares. Desde un espléndido ex-teatro en Buenos Aires, hasta una tienda de líneas arquitectónicas modernas en Bogotá, aquí están las más hermosas librerías de América del Sur.

1. Librería Lerner — Bogotá, Colombia

No debería ser una sorpresa que el país que nos ha dado uno de los escritores latinoamericanos más famosos, Gabriel García Márquez, se tome a sus librerías con seriedad. La Librería Lerner, con sus más de 800 metros cuadrados, fue todo un acontecimiento arquitectónico cuando en 2016 abrió su nueva sede en la zona norte de Bogotá.

Su ubicación en un elegante edificio negro con techos de doble altura, cómodos rincones de lectura amueblados con sillas de colores brillantes y llamativas lámparas de mediados de siglo, han convertido a Librería Lerner en un favorito de los lugareños. El espacio es tan acogedor que también da lugar a que se presenten oradores nocturnos e incluso músicos. A todo lo anterior, agregue usted un café y una colección de casi 65.000 títulos, así como horarios de apertura que se extienden hasta las 7 PM (o más, cuando se realizan eventos), y podrá ver por qué bogotanos y bogotanas no pueden resistirse a detenerse para leer uno o dos libros en este atractivo respiro de la ciudad.

2. Librería Más Puro Verso — Montevideo, Uruguay

Los extravagantes edificios de la Ciudad Vieja en Montevideo se remontan a la época colonial y a las décadas posteriores a que Uruguay declarara su independencia en 1825. Uno de los edificios más recientes en el vecindario, llamado Pablo Ferrando, fue construido hace un siglo (en 1917): se trata de una sorprendente estructura estilo Art Nouveau, que se convirtió en el hogar de la librería Más Puro Verso en 2008.

El vitral es la joya del lugar, que también cuenta con un interior elegante de techos altos, una amplia escalera de mármol y un gran reloj oblongo. Los libros están repartidos entre los dos pisos de la tienda (de un total de 600 metros cuadrados), y un elegante restaurante ocupa las ventanas que dan a la calle del segundo piso. Como si la vista interior no fuera suficiente, desde el restaurante se puede contemplar el edificio Palacio Salvo y las puertas del casco antiguo.

3. El Ateneo Grand Splendid — Buenos Aires, Argentina

Inaugurado en 1919, el Grand Splendid fue uno de los centros del tango en un país que, en ese momento, era una de las naciones más ricas del mundo. Más tarde, Radio Splendid transmitió música de tango desde este sitio y luego el auditorio se convirtió en el primer cine de Argentina en reproducir películas con sonido. Hoy, el Grand Splendid se llama a sí mismo un ateneo, que proviene del término griego para un lugar de aprendizaje. El entorno aristocrático evidentemente requería un término más sofisticado que simplemente librería.

El lugar, con sus más de 2040 metros cuadrados, vende cerca de 750 mil libros al año. El elevado escenario enmarcado por pesadas cortinas rojas, donde los artistas de tango más célebres del mundo solían bailar y cantar con una intensidad apasionada, ahora alberga un elegante café que sirve un excelente cortado. El Ateneo Grand Splendid es una de las librerías más hermosas del mundo y una visita obligada en tu próxima estadía en Buenos Aires.

4. Livraria da Vila — São Paulo, Brasil

La Livraria da Vila cuenta con varias tiendas en Brasil que se pueden admirar por sus diseños nítidos y modernos. Uno tiene estantes negros que se curvan como olas contra un interior blanco. Otra tiene una pared exterior de vidrio que se dobla como una estantería, por lo que desde el exterior se pueden ver libros y plantas tropicales que cuelgan desde arriba.
 
Nuestra librería da Vila favorita está ubicada en el exclusivo barrio Jardim Paulista de São Paulo. El edificio es una construcción cuadrada de hormigón, cuya base tiene literalmente una entrada hecha de estantes negros cargados de libros. Esos cinco libreros negros giran de lado para convertirse en puertas y esencialmente abren todo el nivel inferior de la tienda a la calle. En el interior, un techo alto y un interior elegante crean un lugar atractivo para ver libros. Si bien la mayoría del material está en portugués, hay una buena selección de libros en inglés, en español y en otros idiomas.

5. Librería Eterna Cadencia — Buenos Aires, Argentina

Como ya te contamos en otro artículo, este es uno de los mejores lugares para los amantes de los libros en Buenos Aires:

“Ubicada en Palermo Hollywood, una zona de bares, comercios de moda y productoras de TV, Eterna Cadencia ofrece lo más destacado de la literatura contemporánea argentina. La librería conserva parte de la estructura de una vieja casona de barrio, que fue completamente remodelada para cumplir su nueva función. Es una de las pioneras en lo que refiere a las “librerías boutiques”, que incorporaron un bar en su espacio con el objetivo de ofrecer a sus visitantes un lugar de encuentro. Allí se realizan charlas, talleres y presentaciones de libros. Su fundador, Pablo Braun, también es responsable del sello editorial “Eterna Cadencia”, que cuenta con un gran catálogo de ficción de autores argentinos, ensayos y traducciones que, lógicamente, podés encontrar aquí”. Texto: Germán Lerzo

El espacio de Eterna Cadencia es pequeño y romántico, ideal para visitar en los meses fríos del invierno porteño y tomarse un buen café con leche mientras uno lee un libro con olor a nuevo. Tiene pisos de madera pulida, estantes de roble oscuro y un candelabro que crean un aura cálida y acogedora. Las fotografías en las paredes celebran a autores argentinos, entre ellos, el gigante literario: Jorge Luis Borges.

6. Librería El Virrey — Lima, Perú

El barrio de Miraflores, en Lima, se encuentra junto al mar, lo que te permite pararte en lo alto de los acantilados y mirar hacia el Océano Pacífico. Lo que alguna vez fueron zonas de veraneo, hoy es un barrio donde peruanos de clase media-alta viven e incluso trabajan. Las amplias casas de verano se convirtieron hace mucho tiempo en bancos, restaurantes, tiendas y, en este caso, en la Librería El Virrey.

Con escritores como Mario Vargas Llosa, ganador del Premio Nobel de Literatura 2010 y ex candidato presidencial, Perú tiene mucho que ofrecer a cualquier persona interesada en conocer la literatura local. La librería también tiene una buena selección de trabajos en inglés. El interior de El Virrey no tiene la grandeza de un teatro de un siglo, pero sí tiene paredes de colores audaces, un techo alto y una cafetería que sirve excelente café y pasteles.

¿Conoces más librerías hermosas en Sudamérica? ¡Déjanos tu comentario!

Puedes leer una versión de este artículo en inglés haciendo clic aquí.

N. del T.: Los términos usados en el título en inglés son “bookstore nerds”, que podrían traducirse como nerdo/a de librerías. Aquí se usó “ratones de biblioteca”, que es una frase usada en países como Argentina y España para referirse -a veces despectivamente, otras con humor- a las personas estudiosas o a quienes les gusta leer mucho y estar con su cabeza entre libros.