1. Puerto, fortalezas y conjunto monumental de Cartagena (Colombia)

En Cartagena está uno de los conjuntos de fortificaciones más completos de Sudamérica, resguardado en una bahía del mar Caribe. La zonificación de la ciudad la divide en tres barrios bien diferenciados: San Pedro, con la catedral y numerosos palacios de estilo andaluz; San Diego, antiguo lugar de residencia de los mercaderes y la pequeña burguesía; y la barriada popular de Getsemaní.

2. Parque Nacional Los Glaciares (Argentina)

En el parque nacional Los Glaciares está el famoso glaciar Perito Moreno, una de las reservas de agua dulce más importantes del mundo. Impresionante paisaje natural conformado por cimas de hielo, icebergs y lagos de agua helada.

3. Ciudad vieja de La Habana y su sistema de Fortificaciones (Cuba)

El antiguo centro de la ciudad de La Habana conserva aún hoy una preciosa mezcla de monumentos barrocos y neoclásicos, así como casas con arcadas, balcones, rejas de hierro forjado y patios interiores. Esta ciudad, fundada por los españoles en 1519, supo ser en el siglo XVII un importante astillero para la región del Caribe.

4. Parque Nacional Rapa Nui (Chile)

Rapa Nui es el nombre indígena de la Isla de Pascua, famosa por sus “moais”. Entre los siglos X y XVI, una sociedad de origen polinesio creó estas impresionantes esculturas de piedra llenas de fascinación y misterio.

5. Islas Galápagos (Ecuador)

Se trata de diecinueve islas de origen volcánico y su reserva marina circundante son un museo y un laboratorio vivientes de la evolución, únicos en el mundo, en cuyo estudio se inspiró Charles Darwin para desarrollar la teoría de la evolución por selección natural, tras su viaje a estas islas en 1835. Las Galápagos están situadas en la confluencia de tres corrientes oceánicas y concentran una gran variedad de especies marinas.

6. Parque Nacional de Canaima (Venezuela)

En el sudeste de Venezuela (límite con Brasil y Guyana) este parque abarca tres millones de hectáreas cubiertas en un 65% por tepuyes. Allí está el salto Ángel, la caída de agua más alta del mundo, con casi 1000 metros de altura.

A post shared by Mundo em Viagem (@mundoemviagem) on

7. Reserva de biosfera de la mariposa monarca (México)

Cada otoño, millones de mariposas monarcas procedentes de América del Norte anidan en pequeñas zonas del bosque de esta reserva, a 100 kilómetros de la ciudad de México. Durante el tiempo que allí permanecen, los árboles quedan teñidos de color naranja. En la primavera boreal, estas mariposas comienzan una migración de ocho meses hacia Canadá. Durante un período de cuatro generaciones consecutivas nacen y mueren, y todavía hoy se desconoce cómo es que logran encontrar su camino hasta el lugar de hibernación.

A post shared by Igers Michoacán (@igersmich) on

8. Parque Nacional Tikal (Guatemala)

Este sitio es uno de los más importantes de la civilización maya. Habitado desde el siglo VI AC. hasta el siglo X DC. está situado corazón de una selva. En su centro ceremonial había soberbios palacios, templos y plazas públicas, a las que se accedía por rampas.

9. Parque Nacional de Coiba y su zona especial de protección marina (Panamá)

Protegido de los vientos fríos y de la corriente de El Niño, el bosque tropical húmedo de Coiba es un lugar de formación de nuevas formas de vida, como lo demuestra el alto nivel de endemismo de muchos de sus mamíferos, pájaros y plantas. Último refugio de varias especies en peligro como el águila arpía, este sitio es un laboratorio natural excepcional para la investigación científica.

A post shared by Visit Panama (@visitpanama) on

10. Líneas y geoglifos de Nazca y Pampas de Jumana (Perú)

Los geoglifos de Nazca y Pampas de Jumana cubren más de 400 kilómetros cuadrados. Trazadas en el suelo entre los años 500 AC y 500 DC., las líneas son un gran enigma: representan criaturas vivas, vegetales estilizados, seres fantásticos y figuras geométricas de varios kilómetros de longitud. Se supone que tuvieron una función ritual vinculada a la astronomía y a un complejo sistema de riego.

A post shared by Justo Correa (@correavje) on

11. Parque arqueológico de San Agustín (Colombia)

En medio de un paisaje natural impresionante se yergue el mayor conjunto de monumentos religiosos y esculturas megalíticas de Sudamérica: deidades y bestias mitológicas realizadas en distintos estilos por una cultura de la región andina septentrional que floreció entre los siglos I y VIII.

Crédito: mario_carvajal

12. Parque Nacional Isla del Coco (Costa Rica)

La Isla del Coco es la única de esta zona del Pacífico Oriental que posee un bosque húmedo tropical. Los fondos marinos del parque nacional son famosos entre los amantes del buceo, quienes coinciden en que son los mejores del mundo para observar especies pelágicas de grandes dimensiones, como tiburones, rayas, atunes y delfines.

13. Parque Nacional Iguazú (Brasil/Argentina)

En esta región están las Cataratas del Iguazú, límite fronterizo entre los países de Brasil y Argentina. Un sistema de caída de agua de casi 3.000 metros de ancho y 80 de alto, uno de los más impactantes del mundo.

14. Antigua Ciudad Maya y bosques tropicales protegidos de Calakmul (México)

En la Península de Yucatán se encuentran los vestigios de la ciudad maya de Calakmul, que desempeñó un papel protagónico en la historia de la región durante más de doce siglos. Sus imponentes estructuras y su trazado global característico están en un estado de conservación admirable y muestran lo que fue la vida en una antigua capital maya. Además, Calakmul alberga un importante santuario de biodiversidad de Mesoamérica, que por su tamaño es el tercer mayor hotspot del mundo.

A post shared by BBC Earth (@bbcearth) on

15. Península Valdés (Argentina)

Aquí se protege a una importante población reproductora de ballenas francas austral, en serio peligro de extinción. También hay poblaciones de elefantes lobos marinos y pingüinos. Un sitio único en el mundo.

16. Parques Naturales de Ischigualasto / Talampaya (Argentina)

Estos dos parques albergan al conjunto continental de fósiles más completo del mundo correspondientes al Triásico, el periodo geológico que se inició 245 millones de años antes de nuestra era y finalizó 37 millones de años después.

17. Complejo de conservación de la Amazonia Central (Brasil)

Se trata de 6 millones de hectáreas que conforman la zona protegida más vasta de la cuenca del Amazonas. Distintos ecosistemas y especies en peligro de extinción como la arapaima gigante, el manatí del Amazonas, el caimán negro y dos tipos de delfines fluviales, forman parte de este complejo.

Crédito: omerbozkurt

18. Islas atlánticas brasileñas – Reservas de Fernando de Noronha y Atolón de las Rocas (Brasil)

Es un sitio de suma importancia para la alimentación y reproducción de atunes, tiburones, tortugas de mar y mamíferos marinos, ya que sus aguas son muy ricas en nutrientes. Estas islas albergan la mayor concentración de aves marinas tropicales del Atlántico Occidental. La bahía de los Golfinhos es famosa por su excepcional población de delfines y, durante la marea baja, el Atolón de las Rocas ofrece un espectacular paisaje, salpicado de lagunas y pozas repletas de peces.

Crédito: ana_cotta

19. Barrio histórico de la ciudad portuaria de Valparaíso (Chile)

Es una ciudad colonial construida sobre una especie de anfiteatro natural. Aún hoy conserva construcciones del inicio de la era industrial, como por ejemplo los pintorescos y característicos funiculares, que recorren las escarpadas laderas de las colinas.

20. Parque Arqueológico Nacional de Tierradentro (Colombia)

En este parque hay un grupo de monumentales estatuas de humanos y contiene numerosos hipogeos que datan de los siglos VI a X. Se trata de tumbas subterráneas ornamentadas con motivos que reproducen la decoración interior de las viviendas de ese período, dejando al descubierto la complejidad social y riqueza cultural.

21. Ciudad de Quito (Ecuador)

La ciudad capital de Ecuador, -fundada en el siglo XVI sobre las ruinas de una antigua ciudad Inca- posee el centro histórico mejor conservado y menos alterado de toda América Latina.
Los monasterios de San Francisco y Santo Domingo, y la iglesia y el colegio de la Compañía de Jesús, son un ejemplo del arte de la escuela barroca de Quito, en el que se funden las influencias estéticas españolas, italianas, mudéjares, flamencas e indígenas.

22. Reservas de la Cordillera de Talamanca–La Amistad /Parque Nacional de la Amistad (Costa Rica/Panamá)

Este es un sitio de contacto entre la flora y la fauna de América del Norte y América del Sur, gracias a su ubicación geográfica. La mayor parte de la superficie de esta región está cubierta por bosques lluviosos tropicales, y habitada por cuatro tribus indígenas distintas.

23. Sitio arqueológico de Joya de Cerén (El Salvador)

La comunidad agrícola prehispánica de Joya de Cerén fue sepultada repentinamente por una erupción del volcán Laguna Caldera en el año 600, al igual que la ciudad romana de Pompeya. Su perfecto estado de conservación la convirtió en un testimonio sobre la vida cotidiana de los agricultores mesoamericanos de esa época.

24. Sitio maya de Copán (Honduras)

Las ruinas de Copán fueron descubiertas en 1570 pero recién las excavaron en el siglo XIX. Se pueden ver las tres etapas principales del desarrollo de la ciudad, antes de ser abandonada a principios del siglo X.

25. La catedral de León (Nicaragua)

Construida entre los siglos XVIII y XIX, en esta catedral se expresa la transición de la arquitectura barroca a la neoclásica. Se caracteriza por la sobriedad de su decoración interior y la abundancia de luz natural. En su interior hay importantes obras de arte, entre ellas un altar flamenco y pinturas de las 14 estaciones del Vía Crucis, obra del artista nicaragüense Antonio Sarria a finales del siglo XIX y principios del XX.

A post shared by Kayla Schemenauer (@kayschem) on

26. Ciudad del Cusco (Perú)

Bajo el gobierno del Inca Pachacutec, esta ciudad fue un centro urbano complejo con funciones religiosas y administrativas diferenciadas. Los alrededores estaban delimitados para la producción agrícola, artesanal y manufacturera. En el siglo XVI, los conquistadores españoles conservaron su estructura, pero construyeron iglesias y palacios sobre las ruinas de los templos y monumentos de la ciudad incaica.

27. Santuario histórico de Machu Picchu (Perú)

En medio de un bosque tropical de montaña, el santuario de Machu Picchu es probablemente la realización arquitectónica más impresionante del Imperio Inca en su apogeo. Murallas, terrazas y rampas gigantescas dan la impresión de haber sido esculpidas en las escarpadas rocas, como si formaran parte de ésta.

28. Ciudad histórica de Ouro Preto (Brasil)

Esta ciudad fundada en el siglo XVII fue el punto de encuentro de los buscadores de oro, que tuvo su esplendor hasta principios del siglo XIX. Todavía se pueden ver iglesias, puentes y fuertes de su época de gloria, y ver la obra del escultor barroco Antonio Francisco Lisboa “El Aleijadinho”.

29. Ciudad colonial de Santo Domingo (Santo Domingo)

Fundada en 1498 -seis años después del descubrimiento de la isla por Cristóbal Colón en 1492- en Santo Domingo se construyeron la primera catedral, el primer hospital, la primera universidad y la primera aduana del continente americano.

30. Barrio histórico de la ciudad de Colonia del Sacramento (Uruguay)

Esta ciudad, a orillas del Río de la Plata y fundada en 1680, fue durante más de un siglo disputada por españoles y portugueses. Su paisaje urbano bien conservado, solemne e íntimo a la vez, constituye un ejemplo de fusión lograda entre el estilo arquitectónico portugués, el español y el postcolonial.

31. Ciudad prehispánica de Teotihuacán (México)

La ciudad sagrada de Teotihuacán, edificada entre los siglos I y VII, se caracteriza por sus monumentos de vastas dimensiones, en particular las pirámides del Sol y la Luna y el templo de Quetzalcoatl, que están dispuestos con arreglo a un trazado geométrico y simbólico a la vez. La influencia de esta ciudad sobrepasó ampliamente los límites regionales.

A post shared by Diego Lozano (@d_lozano_) on

32. Centro histórico de Oaxaca y zona arqueológica de Monte Albán (México)

Olmecas, zapotecas y mixtecas habitaron sucesivamente este sitio durante quince siglos. Los terraplenes, diques, canales, pirámides y montículos artificiales de Monte Albán fueron literalmente excavados en la montaña y son símbolos de una topografía sagrada.

A post shared by alina_ad (@alina_ad) on

33. Islas y Áreas protegidas del Golfo de California (México)

Esta región al noroeste de México abarca 244 islas, islotes y zonas litorales del golfo de California. Son un laboratorio natural para el estudio de la especiación y el conocimiento de los procesos de evolución oceánicos y costeros, ya que este sitio este sitio alberga el 39% y el 33% del total mundial de las especies de mamíferos marinos y de cetáceos, respectivamente. Además del valor biológico, se trata de un paisaje espectacular, en el que la luminosidad del desierto y el turquesa de las aguas hacen resaltar los acantilados escarpados de las islas y las playas de arena.