Famoso por sus coloridas playas, la vida nocturna y los deportes acuáticos en sus aguas azules y templadas, Puerto Vallarta se ubica en la costa del Pacífico de México, en el estado de Jalisco, a 5 horas manejando de Guadalajara. Su geografía es verdaderamente privilegiada, ya que cuenta con bahía y con montaña, donde las temperaturas son más refrescantes. Por cierto… al clima de Puerto Vallarta se lo conoce como “(sub)tropicalmente perfecto”, con 300 días de sol al año, y una media anual de 25 grados centígrados. Si tienes la suerte de que llueva, al final del artículo te damos ideas de qué hacer en esas fechas.

Puerto Vallarta es un destino ideal para viajar con niños, en pareja, en grupo de amigos o por negocios… es decir, ¡lo tiene todo! Puedes llegar por tierra, mar y aire. Hay vuelos internos directos desde Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Aguascalientes, Tijuana y otras urbes mexicanas, así como vuelos directos internacionales desde Los Ángeles, San Francisco, Vancouver, Toronto, Chicago, Phoenix, Dallas, Houston, entre otros. Te comparto algunas ideas para tu próxima visita, que incluyen playas, caminatas, naturaleza y tours especiales.

Photo: Bentfotos | Shutterstock

Lo primero y principal: nada en sus merecidamente famosas playas

Debes saber que Puerto Vallarta cuenta con 8 nombramientos de Bandera Azul, una etiqueta ambiental mundialmente conocida. Se trata de un reconocimiento que se otorga cuando el sitio cumple con excelencia en 4 áreas: educación ambiental, calidad del agua, gestión y manejo ambiental, y calidad en seguridad y servicios.

Photo: Vía Blue Flag

Puerto Vallarta cuenta con el mayor número de playas certificadas con bandera azul de todo México, y estas son: Palmares, Camarones, Playa de Oro, Amapas, Conchas Chinas I, Conchas Chinas II, Garza Blanca y Sheraton. Pero incluso fuera de estas playas galardonadas, hay tesoros por descubrir, como Playa Colomitos (imagen).

Haz snorkel o bucea en el Parque Marino Los Arcos

Photo: Tropical studio | Shutterstock

Llamado así por los arcos de formaciones rocosas, puedes pasar por debajo de ellos en lancha, o hacer snorkel y bucear en los más pequeños. Cuando miras en la profundidad del agua, podrás encontrar cavernas, arrecifes y cuevas para explorar. Por la belleza que resguarda, este parque fue nombrado Parque Marino Nacional. Se encuentra muy cerca de la costa de Vallarta, entre las Playas Gemelas y Mismaloya.

Camina por el Malecón

El Malecón es la columna vertebral de Puerto Vallarta. En un kilómetro y medio podrás encontrar variedad de bares, restaurantes y tiendas de moda. Pero si hay algo que distingue a este malecón de otros… son sus esculturas contemporáneas para admirar y tomarte fotos padrísimas.

Uno de los símbolos de Puerto Vallarta es la escultura del Niño sobre el Caballo de Mar, aunque pocos saben que hay dos de ellas. La primera, y original, se encuentra en Las Pilitas en Playa Los Muertos. Fue realizada por Rafael Zamarripa Castañeda, escultor y coreógrafo, en 1960 y se perdió dos veces debido a tormentas, siendo la última vez con el huracán Kenna. Reapareció, y en Playa los Muertos sigue hasta el momento. La segunda, realizada por el mismo artista, es de 1976 y está en el Malecón, ¡esperándote para que te tomes una foto con ella!

Termina tu recorrido por el malecón con una caminata al atardecer por el Muelle los Muertos

Es de los sitios más turísticos, y con razón: desde aquí puedes tomar las mejores fotos.

Photo: Sandra Cesca | Shutterstock

Crédito: @jonathanlora

Visita El Edén, un parque ecoturístico

El Edén, como su nombre lo indica, es un pequeño paraíso en la Sierra de Vallarta, a 45 minutos aproximadamente desde el malecón. Se lo recomiendo especialmente a aquellos que viajan con niños, ya que hay albercas naturales, podrán practicar senderismo y aventarse de 8 tirolesas. Además, la comida de aquí es deliciosa.

Ten un encuentro cara a cara con ballenas jorobadas

Además de los sitios que ya te mencionamos para ver ballenas en México, puedes avistar ballenas jorobadas en Puerto Vallarta. ¿Cuándo? Durante la temporada invernal, de noviembre a marzo. Contrata una excursión y explora las aguas a bordo de embarcaciones que te guiarán hasta el hábitat natural de estos cetáceos.

Camina (y come) por La Marina

A unos pasos de conjuntos habitacionales, recreativos y zona hotelera, aquí también hay muchas opciones de restaurantes de todo tipo y para todos los bolsillos. Puedes caminar alrededor, ver los yates y equipo de la marina, así como encontrarte pelícanos y cormoranes. Es un buen lugar para contratar un tour, recorrer la bahía y disfrutar las mejores vistas. Ten cuidado cuando te asomes de cerca al muelle: hay letreros que indican la presencia de cocodrilos.

Libera tortugas

Así como las playas de Oaxaca son un excelente sitio para liberar tortugas, Puerto Vallarta también te permite tener esta maravillosa experiencia. ¿Te imaginas a los niños de la familia ayudando a que estas tortuguitas lleguen con bien al mar?

Sube al mirador La Cruz del Cerro

Lleva suficiente agua y preferentemente tenis, ya que la subida está cansada. Te aseguro que no te arrepentirás por la gran vista del puerto que tendrás al llegar. Ahí mismo se encuentra un restaurante, por si quieres quedarte a desayunar o comer.

Disfruta de su gastronomía y checa los eventos culinarios

No olvides pedir platillos como el pescado embarazado, ostiones en su concha, elotes, ceviches, pescado zarandeado, y callo de hacha. Cualquiera de estos y más, ¡están para chuparse los dedos!

Además, Puerto Vallarta ha sido y es sede de grandes eventos culinarios. Checa las actividades que coinciden con tu viaje en la página oficial: visitapuertovallarta.com.mx/eventos

Disfruta de un atardecer, dos, tres… ¡todos los que puedas!

Tendrás escenarios de sobra para ser testigo de un atardecer y ver cómo lentamente cambian los colores en el cielo. Buscaba una única imagen para este punto, pero simplemente no pude decidirme, así que aquí van dos.

Photo: Dreamframer | Shutterstock

Photo: Diego Grandi | Shutterstock

La temporada de lluvias: qué hacer en Puerto Vallarta cuando llueve

La temporada de lluvias, apenas unos 70 días de lluvia al año, se da entre julio y octubre, y puede ser muy agradable. Una lluvia suave por la noche genera un ambiente ideal para una buena cena mexicana o para acurrucarse en la cama. Si visitas Puerto Vallarta en estas fechas, te damos un consejo: organiza tus excursiones para los primeros días en la ciudad, de manera que si deben ser reprogramadas por mal clima, tengas tiempo de sobra para hacerlas.

Aunque se habla de una “temporada de huracanes” entre agosto y octubre, lo cierto es que son pocos los huracanes que han llegado a la ciudad. El huracán Kenna en 2002 dejó daños significativos, pero luego no hubo mayores daños por huracanes en Puerto Vallarta. El paisaje natural que rodea a Puerto Vallarta la protege de la mayoría de las tormentas fuertes, que son bloqueadas por la cordillera de la Sierra Madre o se desplazan a lo largo del borde exterior de la Bahía de Banderas. Y aunque la ciudad estaba en alerta y preparada por una posible marejada del huracán Willa en octubre de 2018 (con evacuaciones preventivas), la situación no pasó a mayores.

Aquí te damos ideas de qué hacer en Puerto Vallarta si, por casualidad, tienes la suerte de que llueva.

Lee un libro

Yo diría que el sonido y aroma de la lluvia son el escenario perfecto para imaginar cada una de esas líneas, ya sea en una terraza o acostado en tu habitación. Si no traes un libro contigo, muchos hoteles te prestan alguno si llamas a recepción.

Haz una excursión a alguno de los pueblos mágicos cercanos a Puerto Vallarta

Los más cercanos son San Sebastián del Oeste, Mascota y Talpa de Allende. Los primeros dos son pueblos de pasado minero, con haciendas, casonas y templos, más zonas verdes boscosas en los alrededores, a los que se llega en dos horas desde Puerto Vallarta. Un consejo: en San Sebastián, como dice Dann Castillo, el huitlacoche guisado y los postres de cajetas de frutas o el famoso “chocorraíz” son imperdibles.

Photo: Auribe | Shutterstock

Talpa de Allende, por su parte, es un importante destino de turismo religioso, ya que allí se venera a Nuestra Señora del Rosario de Talpa, y se caracteriza por un constante aroma a guayabas, café y chilte. El viaje en automóvil hasta Talpa puede tomar unas tres horas (ida).

Revisa la cartelera y escápate al cine

¡Estás de vacaciones! Ya no llegues corriendo al cine como en esos días laborales. En Puerto Vallarta tómate tu tiempo para ver la película que más llame tu atención, con palomitas, nachos o chapata (que la dieta queda atrás en vacaciones). Hay varios complejos Cinemex y Cinépolis.

Visita alguna galería o museo

Vallarta cuenta con un gran número de galerías de todos los conceptos, ya sea para apreciar arte mexicano o internacional. Te recomiendo visitar Galería Dante, una de las más grandes de la región, con varias salas y un jardín donde podrás apreciar magníficas pinturas y esculturas de gran calidad. Si quieres comprar alguna, pueden enviártelo a tu casa. También están las galerías Caballito de mar, Art Vallarta, entre otras.

Uno de los museos renovados recientemente es el Museo Naval. Con exhibiciones interactivas y un café en la planta baja, pasarás una tarde agradable.

Déjate consentir en el spa

Toma un descanso y ten un día de spa, ya sea en algún local o en los resort y hoteles de tu preferencia. Elige alguno de los múltiples tratamientos, relajante con aromaterapia, sauna y masajes que te van a hacer sentir con toda la energía. Otra opción es tener alguna sesión de cuidado de manos y piés.

Vete de compras

Cualquier momento es bueno para irte de compras. En Galerías Vallarta hay gran variedad de tiendas, además puedes aprovechar para almorzar, platicar en un café o ver las tiendas mientras saboreas un helado.

Visita tiendas artesanales

Por ejemplo… Majolica Antica, una tienda de talavera auténtica con piezas únicas. Sus dueños, Julie y Antonio, te atenderán personalmente y te contarán la historia de la tienda con más de 40 años elaborando cada pieza a mano.

Crédito: Sruthi Singh