Tapachula, Chiapas, es una ciudad transfronteriza ubicada a unos cuantos kilómetros de la frontera con Guatemala y es considerada la capital económica del estado. Con su calor tropical y su vida cosmopolita, ofrece a los viajeros y visitantes experiencias que permiten descubrirla suavemente. Aquí te cuento qué cosas no te debes perder.

Pasea por el Mercado Sebastián Escobar

Se sabe que los mercados y tianguis son el corazón de México, y quien quiera conocer cualquier ciudad o pueblito del país no debe dejar de visitar este lugar en el que confluyen todas las tradiciones locales. El mercado Sebastián Escobar se ubica detrás de los edificios históricos de la ciudad y ofrece un sin número de postales llenas de colores, frutas, verduras, panes, comida y otros productos centroamericanos. No dejes de probar el excelente licuado de chocolate del puesto de la entrada. Tendrás que hacer fila, ¡pero valdrá la pena!

Justo frente al mercado se encuentra la Taquería Madrigal, una de las más icónicas de la ciudad (10a. Avenida Norte s/n entre 3a. y 5a calle poniente). Riquísimos los tacos de puerco y de pollo.

No puedes irte del mercado sin probar el pan con nata y el café de la región.

¡No te pierdas el hot-dog del pollo!

Sí, así como lees, el hot dog del pollo es una de las estrellas de comida rápida para comer o cenar. Servido con un pan hecho localmente, lleva lo de un hotdog tradicional pero le agregan pollo desmenuzado y jamón. Aunque te suene descabellado, créeme que es una verdadera delicia.

Photo: Alexis Galdámez Camacho

Ve al Ex Palacio Municipal

Dentro de los monumentos históricos de la ciudad se conserva como una gran joya lo que alguna vez fue el palacio municipal, con sus pisos decorados a la usanza del siglo pasado. Conserva una de las lámparas colgantes más bonitas de la región y su reloj es un tesoro, porque fue uno de los siete relojes traídos desde Francia que regaló el presidente Porfirio Díaz a diversas ciudades, el único que sobrevive en todo México funcionando a la perfección con sus piezas originales.

Photo: Alexis Galdámez Camacho

Comida china

Tapachula ha sido una ciudad que ha cobijado migrantes desde el principio de su historia. A principios del siglo pasado llegaron pequeñas comunidades chinas a la región y, poco a poco, formaron un grupo numeroso que empezó a permear la ciudad. Los chinos trajeron su gastronomía de la región de Cantón y hoy por hoy Tapachula, junto con Tijuana, es una ciudad donde la comida china está muy presente en la cotidianidad. Se dice que, en México, sólo en esas dos ciudades se puede comer buena comida china, y es muy cierto.

Prueba el mejor ron de México

La finca Venecia nos ofrece una de las más extraordinarias experiencias, ya que cuenta con con la única ronera que sobrevivió en todo México. Uno camina entre los vestigios de un gran imperio ronero y después se adentra a la historia de la caña y el ron en esta ciudad, para terminar con una cata y apreciar por qué el ron Bonampak es el más premiado de México.

Pasea por el renovado malecón de Puerto Madero

Este es el puerto comercial más importante de Chiapas y caminar sobre el recién remodelado malecón es una de las mejores maneras de pasar la tarde, luego de una buena comida en alguno de los tantos restaurantes de Plaza Madero. Aquí, seremos honestos, no hay playa, sino que todo el espectáculo sucede con el choque de las enormes olas que explotan contra las rocas.

Photo: Alexis Galdámez Camacho

Si quieres playa, ¡ve a Playa Linda!

Esta es la playa por excelencia de la región. Aquí todos los lugareños de la high class tienen una casa de descanso. La playa posee un color dorado y el mar es salvaje como en esta parte del Pacífico.

No dejes de ir a la Finca Hamburgo

Entre las montañas y el cielo se encuentra la Finca cafetalera Hamburgo, parte de la Ruta del Café. Para llegar hay que subir por un camino sinuoso entre montañas y pequeñas villas, hasta toparse con una construcción industrial que sirve de entrada a este paraíso rodeado de cafetales, cabañas y construcciones del siglo pasado. Se ofrecen muchas actividades a lo largo del año, aunque mi favorita es desayunar desde la terraza con esta vista, donde el slogan del lugar, “A media cuadra del cielo”, se hace presente con toda su magnitud.

Photo: Alexis Galdámez Camacho

Finca Argovía

La Finca Argovía también es parte de la Ruta del Café y es el paraíso de las orquídeas. Se encuentra a mitad de la montaña, por lo que el paisaje es más exuberante y tropical. Imagínate pasear por sus jardines repletos de flores exóticas, o por sus invernaderos de orquídeas y anturios. Hay lugar para hospedarse y hacer el tour de las flores o del beneficio del café.

Visita la Reserva Black Mountain

Dentro de la ciudad se encuentra el Eco Park Black Mountain, un pequeño paraíso donde vas a poder recorrer senderos que te ayudarán a apreciar la importancia de la selva.

Dentro de la reserva se crían y fomentan la conservación de los venados cola blanca y los pecaríes, y es el lugar perfecto para el avistamiento de aves. Al final se puede degustar quesadillas y té. Una experiencia en solitario o en familia para aprender que la naturaleza necesita más de nosotros para su preservación.

Cooperativa Bahun Rayen

Caminar en los territorios de una finca que se extinguió hace años y pasear entre cultivo de flores exóticas es posible gracias a esta experiencia que ofrece la Cooperativa Bahun Rayen. Aquí se interna uno entre flores, cacaos, selva y río.

Photo: Alexis Galdámez Camacho

Museo de la Ciudad

Se encuentra dentro del ex Palacio Municipal y forma parte del gran complejo arquitectónico del centro. Su importancia radica en las piezas arqueológicas que posee sobre los vestigios de las culturas que se asentaron en la región, mucho más antiguas que las del centro del país. Además muestra parte de la historia de la ciudad y de la zona con piezas únicas.

Iglesia de San Agustín

Frente al parque Miguel Hidalgo y a un lado del Palacio Municipal, se encuentra la iglesia de San Agustín, una modesta iglesia con influencias art decó, es el recinto religioso del santo patrono de la ciudad, cuya arquitectura data del siglo XVIII. Caminar por el interior es también viajar por el arte sacro de la región.

Photo: Alexis Galdámez Camacho

Parque Bicentenario

Este parque se construyó con motivo del Bicentenario de la Independencia y es el lugar obligado de reunión de las familias por la tarde. Aquí se hermanan dos iglesias distintas: por un costado se encuentra la Catedral de la Ciudad y, casi frente a ella, la Primera Iglesia Bautista.