1. ¿Quién querría acceso a dos océanos y hermosas playas blancas que visitar? Yo me conformo con un hotel con piscina.

2. Pasear por Cartagena, disfrutar de un atardecer entre sus murallas, y acompañar todo con unas ricas cervezas frías y comida deliciosa… realmente no comprendo qué tiene de especial este destino de piratas. No voy ni jincho de la perra.

3. Ni que hablar de apreciar la obra de Botero o el arte urbano

4. Ok, de acuerdo, la bandeja paisa es rica y el Ajiaco es delicioso… pero ¿pasarla en un ambiente familiar, como si todos los días fueran domingos al sol? Temo acostumbrarme a lo bueno y después nunca más poder volver a las cadenas de comida rápida.

5. ¿Quién querría ir a probar un buen café hecho en una finca tradicional, en el corazón de las tierras cafeteras colombianas? El coffee shop del mall queda mucho más cerca…

6. Bailar, cantar y gozar en el carnaval de Barranquilla, moviéndose al son de la marimonda día y noche… No, ni loco. Mucho calor y qué pereza tanta fiesta.

7. ¿O disfrutar del festival de teatro más antiguo de Latinoamérica en las calles de Manizales, apreciando lo mejor del arte escénico sin costo alguno? Suena snob. Prefiero ver una serie por Internet, gracias.

8. Bucear me da un poco de claustrofobia. Ni siquiera saber que «Sea Flower» fue declarada por la UNESCO como una de las más grandes «reservas de biósfera» en el mundo podría convencerme de ir a admirar miles de especies de corales y peces en medio de aguas cristalinas. A mí que me dejen en mi zona de confort.

9. ¿Visitar Monserrate y observar la inmensidad de la capital colombiana acompañando con un chocolatico caliente? No, thanks, mucho frío.

10. Creo que hacer cima al nevado del Ruiz, explorando zonas aledañas a uno de los volcanes más altos y activos de Colombia es muy extremo (y helado). Se está mejor entre las cobijas de lo viejo y conocido…

11. Eso de «relajarse y olvidar el tiempo en el Parque Tayrona, uno de los mejores paraísos de America Latina» me suena a que en realidad me la voy a pasar espantando mosquitos.

12. ¿Y además se imaginan ver tormentas como esta? Asusta de verdad.

Tayrona Big Flash by David Reichel on 500px

13. ¿Asistir a la Feria de Cali, en la llamada «la capital de la salsa»? Apenas si puedo bailar la Macarena. Mejor me voy a Cuba, esto no puede ser genuino…

El «Salsodromo» de Santiago de Cali! by Francisco Lam on 500px

14. ¿Nadar al lado de delfines rosados y apreciar al maravilloso río Amazonas? Si puedo mirar Flipper en la pantalla de la computadora.

15. ¿Dejarse sorprender por la Ciudad Perdida, en Sierra Nevada de Santa Marta? Como dicen por ahí, algunas cosas es mejor perderlas que encontrarlas.

16. ¿Y cómo es que el arco iris se derritió en Caño Cristales? Debe haber algún truco de magia en este río de siete colores… No puede ser real.

17. Ustedes están mal si piensan que me puede interesar el downhill

18. Llamar «paraíso en la tierra» a estos paisajes es, claramente, una exageración.

 

19. No señor, a mí no me convencen ni con la promesa de ver un millón de estrellas.