1. Toniná (Chiapas)

Toniná es una ciudad maya ubicada en el municipio de Ocosingo, en la selva lacandona, a solo 50 km de San Cristóbal de las Casas. La zona arqueológica está compuesta por siete plataformas y la estrella del conjunto es la gran pirámide, que mide 75 metros y tiene una antigüedad aproximada de 1,700 años.

Toniná fue la última gran capital del viejo Imperio Maya, con un pasado bélico frondoso, que alcanzó su esplendor entre el 800 y 900 d.C. ¡Imponente! Y lo mejor es que aún sigue habiendo nuevos descubrimientos.

A photo posted by Ferenc G 🔱 (@fersitoficial) on

2. El Tajín (Veracruz)

Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1992, las ruinas de El Tajín dan cuenta de la que fue una de las mayores ciudades de Mesoamérica, que encontró su apogeo entre los años 600 y 1.200 A.C. Sobresale la Pirámide de los Nichos, única en su tipo en toda la América prehispánica, dado el uso decorativo de los nichos.

A photo posted by Tlatollotl (@tlatollotl) on

La jungla que rodea a este conjunto de monumentos es sede del Festival Cumbre Tajín, que se lleva a cabo anualmente y cuyo objetivo es honrar y preservar las culturas originarias de todo el mundo.

A photo posted by Aura Patricia Gil (@apgsdf) on

3. Calakmul (Campeche)

Este sitio abarca aproximadamente 70 km cuadrados, y posee más de 6000 estructuras. Se sabe que fue la capital del llamado Reino de la Serpiente, Kaan o Kan, que abarcó aproximadamente 13. 000 km cuadrados. Se cree que llegó a contar con más poder y aliados que la misma Tikal. Wow.

A photo posted by @wanderlust_travelling_3 on

En Calakmul se han encontrado 120 estelas, la mayor cantidad encontrada en ruinas mayas. Las estelas más antiguas datan del año 400 A.C.

4. Tzintzuntzan (Michoacán)

A solo 60 kilómetros de Morelia y a orillas del Lago de Pátzcuaro, se encuentra el pueblo mágico de Tzintzuntzan (“lugar de colibríes”), que fue una de las capitales purépechas más importantes. Vivió su época de esplendor en el año 1200 d.C., cuando se consolidó como un gran centro de gobierno de la liga tarasca. Si bien sobrevivió los ataques de los mexica, cayó a manos de los españoles en 1533.
Su zona arqueológica Las Yácatas consta de cinco edificaciones piramidales redondeadas, típicas de esta cultura. Mira qué bonitas que son.

A photo posted by Laura (@kweenshaker) on

5. Templo Mayor de Tenochtitlán (CDMX)

Impresionantes estas ruinas mexica en el mismo Centro Histórico de la Ciudad de México.

A photo posted by Francine (@francinessimoes) on

6. Kabah (Yucatán)

Kabah, la “mano poderosa”, es una de las pocas ciudades del antiguo mundo maya que conserva su nombre original (aparece mencionado en el Chilam Balam). Es una de las más enigmáticas y hermosas zonas arqueológicas en Yucatán y, como no ha sido completamente restaurada, puedes aventurarte en la selva y descubrir imponentes edificaciones aún escondidas entre la maleza… ¡una aventura inolvidable!

A photo posted by winiberto (@winiberto) on

7. Tamtoc (San Luis Potosí)

Con una extensión de cerca de 210 hectáreas, Tamtoc fue uno de los centros urbanos huastecos más importantes del último periodo prehispánico. Está ubicado en la ribera del río Tampaón y de hecho su nombre significa «lugar de las nubes de agua».

A photo posted by Erika MZ (@kikamz17) on

Una de las características que distinguen a Tamtoc es la notable presencia femenina. A la fecha el 90 por ciento de los entierros descubiertos son de mujeres, además que están representadas en la mayoría de las figurillas de arcilla y cerámica aquí encontradas. Se piensa que la mujer tenía un alto rango en la división social de la comunidad.

A photo posted by Lilia J Bersoza L (@bersolila) on

8. Paquimé (Casas Grandes, Chihuahua)

La zona arqueológica de la cultura de Paquimé fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y es famosa por sus construcciones de adobe y sus puertas en forma de “T”.

Los objetos que más distinguen a Paquimé son sus vasijas de barro, también llamadas “ollas”, artefactos que más que de uso cotidiano eran ceremoniales y decorativas. Los pobladores de Paquimé dejaron como legado miles de vasijas decoradas, como esta de la foto.

A photo posted by Tlatollotl (@tlatollotl) on

9. Oxkintok (Yucatán)

En Oxkintok, la “Ciudad de los Tres Soles Cortantes”, puedes encontrar el único laberinto maya todavía en pie en la península de Yucatán. El edificio se llama Tza Tun Tzat (o Satunsat), que significa “lugar para perderse”.

A photo posted by Chico Sanchez (@chicosanchez) on

10. Palenque (Chiapas)

El yacimiento arqueológico de Palenque es uno de los sitios más impresionantes de la cultura maya. Si bien su tamaño es mediano en relación a Tikal o a Copán, sí destaca por su arquitectura y su legado escultórico. Además de ser Parque Nacional, Palenque es Patrimonio Cultural de la Humanidad. Aunque ya se dejó de explorar, se estima que solo se ha descubierto el 2 por ciento de lo que fue la gran ciudad maya. Increíble, ¿no?

A post shared by Snapchat – yanette2 (@yanyzm) on

11. Gran Pirámide de Cholula (Puebla)

La estructura de esta pirámide es la mayor de todo el planeta. La de Keops, en Egipto, es la más alta, pero en volumen Cholula está primero. Incluso se sabe que la mayor parte de su estructura se encuentra aún bajo tierra. Aquí puedes leer toda clase de datos interesantes sobre estas ruinas.

12. Chichen Itza (Yucatán)

Chichen Itzá significa “la boca del pozo de los brujos del agua”, en referencia al Cenote Sagrado (Xtoloc), el gran pozo natural que los mayas consideraban una de las entradas principales a Xibalbá, su inframundo.

A photo posted by Ts’ono’ot (@tsonoot) on


El templo de Kukulkán tiene cuatro escalinatas de 91 escalones cada una, que en total suman 364. Con la plataforma superior, son 365. en total.
Cada escalón representaba los días del Haab -calendario maya-, que concuerda a la perfección con el calendario que hoy usamos, el gregoriano. El Juego de Pelota de Chichén Itzá es el más grande de Mesoamérica, con 70 metros de ancho y 169 de largo. Aquí puedes leer más sobre esta maravilla del mundo que es Chichen Itzá.

A photo posted by alexcaprioli (@capriolialex) on

13. Uxmal (Yucatán)

Uxmal es una de las ciudades más hermosas y mágicas del mundo maya. Su elaborada mampostería del estilo Puuc, así como la distribución de los edificios, le dan a esta antigua urbe un toque único.

A photo posted by CLAUGIANN (@claugiann) on

El espectáculo de luz y sonido que se presenta todos los días al caer el sol permite la vista de la ciudad iluminada en colores, bajo un cielo lleno de estrellas. ¡Inolvidable!

14. Tula (Hidalgo)

Tula, «el lugar de los tules o los juncos», fue fundada por el rey-sacerdote Ce Ácatl Topiltzin Quetzalcóatl, después de vengar el asesinato de su padre Mixcóatl. Alcanzó una extensión de casi 16 kilómetros cuadrados, la cual incluía áreas públicas y privadas, plazas, templos y palacios y edificios de administración. Llegó a tener alrededor de 85. 000 habitantes lo que la coloca, junto con Tenochtitlan y Teotihuacan, como uno de los centros urbanos más importantes del Altiplano Central de Mesoamérica.

15. Monte Albán (Oaxaca)

Ubicado a 10 km de la Ciudad de Oaxaca, este sitio arqueológico fue la capital indígena más importante de la región de los valles de Oaxaca, durante el llamado periodo clásico (400–800 d.C.). Sus habitantes de entonces pertenecían a la cultura zapoteca.

16. Mitla (Oaxaca)

Ante la desaparición de Monte Albán como núcleo de poder, Mitla se convirtió en una población muy importante que funcionó como centro de poder para los zapotecas del valle.

A photo posted by Roberto Brito (@britogr) on

La construcción de este conjunto arquitectónico implicó profundos conocimientos de arquitectura, ingeniería y astronomía, así como un delicado sentido estético y una gran habilidad escultórica para tallar la piedra.

17. Guachimontones (Jalisco)

“Los Guachimontones” alcanzó su esplendor entre los años 200 y 400 después de Cristo y desapareció hacia el 900 de nuestra era. Para su edificación se utilizó piedra, adobe y cal en los edificios principales. En el centro del recinto más grande se levanta una pirámide con varias capas y cuatro escalinatas en los puntos intercardinales. Lo mejor? ¡Que es una pirámide circular!

18. Teotihuacán (Estado de México)

Bueno, realmente tenemos que decir algo de Teotihuacán? No creo…

19. Xochicalco (Morelos)

De acuerdo con algunos investigadores, Xochicalco surgió tras el abandono de Teotihuacan, para ocupar el vacío de poder económico y político que esta había dejado. El apogeo de Xochicalco tiene lugar en el período llamado Epiclásico (650 – 900), cuando se construyó la mayoría de la arquitectura visible hoy en día.

A photo posted by @jsantiag on

20. Tulum (Quintana Roo)

Estas famosísimas ruinas se encuentran sobre un acantilado, a la orilla del Mar Caribe y son sencillamente espectaculares.

A photo posted by BRIDES Magazine (@brides) on

21. Cobá (Quintana Roo)

A dos horas y media de Cancún, estas ruinas se encuentran rodeada por cuatro lagos naturales y aún tiene muchas estructuras y construcciones cubiertas por la jungla. ¡Mágico!

A photo posted by Gabriele Volpe (@eleirbag_93) on

22. Bonampak (Chiapas)

De los más de cuatro kilómetros cuadrados de construcciones ocultas en el interior de la Selva Lacandona, lo más sobresaliente es el conjunto de la Gran Plaza y la Acrópolis, donde podemos admirar el Templo de las Pinturas, llamado así porque tiene tres cámaras decoradas con murales que narran el proceso de una batalla.

A photo posted by ozcanyuksek (@ozcanyuksek) on

A photo posted by marco ramos (@marco_r13) on

23. Yaxchilan (Chiapas)

Increíble por su tamaño y por la selva que la rodea, se ubican en la frontera con Guatemala. Hay que llegar por el Usumacinta,el viaje es largo pero vale la pena. Mira si no me crees.

24. Cempoala (Veracruz)
Construída 1500 años antes de la llegada de los españoles, con indicios de la presencia de la cultura olmeca, la zona arqueológica de Cempoala tiene vestigios de acueductos y canales de riego que proporcionaban agua a los extensos jardines.

25. Cacaxtla (Tlaxcala)

Su nombre significa “lugar donde muere la lluvia en la tierra”. Este complejo arqueológico ofrece murales de deidades de aspecto felino, de un águila y de una impactante batalla. Además, hay un hombre alacrán asociado al culto de Venus y elementos de ritos al agua y al maíz.

A photo posted by Alex Atrystain (@mexitraveler) on

26. Tinganio (Michoacán)

A post shared by PbRitch (@pbritchie) on