Un lujo no es necesariamente la experiencia más costosa o excéntrica del planeta, también se trata de una vivencia única y exclusiva. En Bogotá puedes encontrar experiencias lujosas, muchas de ellas diseñadas para disfrutar de manera privada e íntima y otras cuantas que ni siquiera tienes que ir a buscar porque ellas vienen a ti (ya lo verás más abajo). Ya te contamos en otros artículos sobre los mejores lugares donde tomar café, los mejores sitios con vistas panorámicas de la ciudad y los mejores trekking en los alrededores. Acá te dejo algunos lujos que puedes darte en Bogotá y que vale la pena probar. Todos y cada uno te harán sentir muy especial.

Cenas clandestinas

Hoy en día no es necesario que vayas al mejor de los restaurantes para tener una experiencia gastronómica de lujo. Las cenas clandestinas, una tendencia popular en ciudades europeas y de Estados Unidos llegó a Bogotá y está en auge. Estas cenas, pop up dinners o supper clubs son cenas ofrecidas por chefs para un grupo pequeño de personas, entre 6 y 20 conocidos o desconocidos que terminarán por conocerse en un ambiente tan íntimo y privado. Así como los compañeros de mesa son un misterio, el lugar también puede serlo, pues muchas se hacen en la casa del chef mientras que otras sorprenden con un lugar diferente cada vez. Estas cenas, que en general son un poco más costosas que comer en un buen restaurante tradicional, son un lujo para disfrutar de buena comida en un ambiente más íntimo, conocer nuevos amigos y sorprenderse con el menú, la decoración y el lugar.

Algunos de estos clandestinos lugares son:

  • Casa de Extraños de Carlos Galkiewicz;
  • Oculto de David Orozco en el barrio San Felipe;
  • Perrenque fundado por Juan Martín Acosta;
  • El 604 de la chef Ximena Leal especializado en comida mexicana;
  • Castro Cocina de Jorge Iván Castro;
  • La Joya Jardín Comedor de Andrea Mor y Germán Restrepo;
  • La Puerta Azul Jazz Club en Usaquén por el chef Alejandro Cuellar,
  • Cocina de Barrio por Pedro Velázquez, y
  • De tal Madre, entre otros.
  • NOTA: Se reserva a través de sus redes sociales, email, WhatsApp o de la app Houspoon.

    BOHO Food Market

    Si de experiencias gastronómicas se trata, Bogotá tiene muchas… pero hace poco llegó una muy innovadora. BOHO Food Market es un lugar en donde hay de todo para pasar un buen rato y entretenerse. En un espacio con mucho diseño, estructuras modernas, color y formas geométricas en su decoración, hay un mercado gourmet y buena comida en los más de 21 módulos de restaurantes de cocinas temáticas de diferentes lugares del mundo. Encontrarás desde restaurantes de tapas, comida mexicana, colombiana, gelato, pastelería italiana, fish bar, hamburguesas, pizza, hasta lugares donde tomarse algo como el wine bar, el bar central o la barra de café. Esta mezcla entre mercado campesino gourmet y plaza de comidas premium es un lujo gastronómico, que aunque mucho más costoso que una plaza de comidas regular, tiene una mezcla interesante con un mundo de actividades culturales y de entretenimiento que vale la pena visitar. Siempre hay algo pasando, música en vivo, talleres, onces literarias, conferencias y otros shows y también hay una feria de diseñadores colombianos donde hacer algunas compritas que se te antojen de joyas, ropa, zapatos, bisutería y más.

    Menús Degustación

    Para darte un lujo en algunos de los restaurantes más reconocidos (y costosos) en Bogotá, una opción es elegir sus menús de degustación. Con estos puedes probar alrededor de 7 a 15 platos en lugar del tradicional trío de entrada, plato fuerte y postre. Eso sí, debes estar dispuesto a pagar alrededor del doble de lo que pagarías por pedir a la carta.

    Algunos, como El Cielo, únicamente ofrecen menú degustación en su carta. Allí puedes tener una experiencia sensorial con la cocina experimental de autor del chef Juan Manuel Barrientos. Su menú cambia cada 3 meses y sus platos inspirados en la cocina colombiana… es mejor vivirlos que contarlos. Las mezclas de sabores, la forma en que se sirven, el uso de diferentes texturas, el nitrógeno líquido en la mesa y las demás técnicas de cocina innovadoras hacen de ésta toda una experiencia para sus visitantes. Como muestra, mira las dos imágenes a continuación (la primera se titula “el árbol de la vida”).

    Otro lujo que puedes probar es el menú de Leo, incluido en los 100 mejores restaurantes del mundo y perteneciente a la chef Leonor Espinosa, premiada como la mejor mujer chef de América Latina.

    El menú degustación de Leo incluye sabores e ingredientes autóctonos de Colombia, con platos que pretenden brindar una vivencia a través de la cultura y ecosistemas colombianos, combinados con bebidas que incluyen fermentos de frutas locales.

    También tienes el menú degustación de Criterión, uno de los cuatro restaurantes de los famosos chefs colombianos: los Hermanos Rausch. Criterión está catalogado como uno de los mejores restaurantes de Colombia y ha hecho parte de la lista de los 50 mejores de Latinoamérica.

    Fiestas privadas en casa

    De la comida pasamos al licor. No cabe duda de que en Bogotá la rumba es buena y hay muchos lugares donde ir a bailar, pero si quieres algo un poco más exclusivo o si te da pereza salir, los Home Parties te llevan la fiesta a tu casa. Para un grupo grande de personas seguro te saldrá más barato llevar la fiesta hasta tu casa que salir de rumba y tener que pagar cover , comida y unas cuantas botellas de trago.

    Dependiendo del tipo de fiesta, esta puede incluir el licor, DJ, sonido profesional, bartender, anfitrión, comida y ambientación. Para los tequileros por ejemplo, está el FiestON Olmeca o el Beer House con cerveza BBC y hamburguesas, organizados por La Roulette. Todo un lujo privado, exclusivo, a domicilio.

    Glamping

    Después de tanta comida y fiesta probablemente quieras un descanso fuera de la ciudad. Cerca de Bogotá hay algunos lugares de glamping que permiten levantarse y ver las montañas y paisajes de la Sabana de Bogotá sin tener que pasar por las “incomodidades” de acampar. El glamping es una experiencia que combina la cercanía a la naturaleza del camping con el lujo de los hoteles, aunque esta versión premium y más cómoda del camping es por supuesto más costosa y puede llegar a valer lo mismo que un hotel de 4 o 5 estrellas en Bogotá.

    Cerca de Bogotá algunos de estos sitios son Niddo Suesca o Maloca Glamping en Guasca, que incluyen instalaciones con calefacción, fogata privada, baño privado, agua caliente y restaurante. O puedes hospedarte en Glamping Colombia en Guatavita, unos domos con todas las comodidades cuya parte frontal y techo transparentes permiten ver las estrellas y el Embalse de Tominé.

    En San Francisco, Cundinamarca, está Shaula Terramaga, en donde dormirás en un Bubble tent transparente, prácticamente bajo las estrellas. Estos lugares complementan la experiencia con spa, yoga, trekking, ciclo-montañismo, parapente y otras actividades al aire libre. Además, reciben también a tus peluditos, pues son pet-friendly.

    Spas de lujo

    Si prefieres relajarte dentro de la ciudad, Bogotá tiene varios spas de lujo a los que puedes acceder para regalarte un día de descanso. Uno de ellos es el AR Radisson Spa, reconocido por su circuito hídrico que incluye pediluvio para descansar los pies, piscinas y duchas que dan diferentes sensaciones al cuerpo y un flotarium con sales de Epsom que permite flotar simulando el Mar Muerto. Otros spas lujosos, relajantes y especiales incluyen el AWAY SPA del hotel W que cuenta con aceites y productos para la piel exclusivos, el Chairama Spa con uno de los circuitos hídricos más completos, o el BAW Thai Spa Boutique que trae los masajes y técnicas milenarias tailandesas y que con su decoración, ambiente y expertas masajistas tailandesas, te transportan a ese país sin salir de Bogotá.

    Para los más espirituales está el Shivana Spa, una casa en lo alto de la montaña, con grandes ventanales y una vista panorámica de Bogotá en donde se pretende relajar no sólo el cuerpo sino el alma. Allí se combinan técnicas de relajación física con técnicas más espirituales que te llevan por los cuatro elementos de la naturaleza como el hidromasaje, la magnetoterapia, la meditación, el desbloqueo energético, el yoga y diferentes terapias de sanación.

    Centros de Flotación

    Esta es una verdadera experiencia de lujo y sobretodo muy intensa. Para llegar a estados profundos de relajación e incluso a un estado meditativo casi que ‘obligado’ están los centros de flotación, en donde entras en una cápsula cerrada que aísla todos los estímulos sensoriales externos. Esta cápsula llena de agua con sales de Epsom permite flotar sin esfuerzo. Los tapa oídos que te ponen sumados a la oscuridad de su interior lo hacen extremadamente relajante, favoreciendo la disminución del estrés y de los dolores físicos, tanto que puede ser equivalente hasta a 6 horas de sueño con sólo pasar un poco más de una hora ahí dentro. Por un valor similar a lo que pagarías por una hora de masaje corporal puedes flotar y relajarte de una forma novedosa.

    Dos de estos centros en Bogotá son Gravedad Cero y Serenity Float Center. En éste último puedes completar el descanso con un masaje, lo que seguro te hará a dormir toda la noche como un bebé. Un lujo para el cuerpo, la mente y el espíritu.