“¿Qué es poesía? Dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas? Poesía… eres tú” Así es como gracias a Gustavo Adolfo Bécquer cientos de corazones han caído rendidos a los pies de su amado o amada. Muchos autores nos han descrito el amor, a veces en forma de poemas, de un modo idílico que va mucho más allá de un simple “te quiero” o de un “juntos para siempre”. Pero en otros lugares se prescinde de Bécquer o de Neruda, y si no que se lo digan a los almerienses, quienes también dicen muchas cosas bonitas sin necesidad de ser poetas.

1. Eres más apañao que un jarrrillo lata

Apañao se utiliza para describir a una persona que tiene cierta habilidad con algunas cosas, pero ¿un jarrillo lata? Viene de una pequeña jarra de lata que tiene multitud de usos. Antiguamente, en muchas casas había jarras de lata para guardar la leche o para el agua, por ejemplo, entre otras funciones. Si te dicen que eres más apañao que un jarrillo lata siéntete orgulloso porque ven en ti a una persona polivalente y práctica que lo mismo vale para un roto que para un descosido.

2. Eres más apañao que las pesetas

Se trata de una expresión sinónima de la anterior. Para quienes no han conocido las pesetas, era la moneda que hubo en España hasta el 1 de enero de 2002 cuando entró en vigor el euro. Y sí, con las pesetas se podía hacer mucho más que con los euros, o al menos eso es lo que nos parece a la gran mayoría de los españoles. Así que si te dicen esto te están diciendo metafóricamente que vales para todo.

3. Jomío, qué guapo estás

Tienes el guapo subido y en la jerga almeriense es fácil que alguien que te tenga mucha confianza te hable de “hijo mío”. Da igual si es mayor o no que tú, si le tienes parentesco o no o si es tu colega con el que sales de fiesta. Cuando te dicen “hijo mío”, generalmente es que te tienen cierta estima, y si te dicen “hijo mío —jomío—, qué guapo estás”, es que hoy estás más atractivo de lo normal. Si eres mujer, entonces serás “jamía, qué guapa estás”, lo que viene siendo: “hija mía, qué guapa estás”.

4. Eres muy ardiloso

Los almerienses utilizamos la palabra ardiloso para describir a una persona con energía y muy activa que siempre está haciendo cosas y en movimiento. Por lo tanto, si te dicen que eres muy ardiloso te están diciendo algo muy bueno, es decir, que te ven como a una persona predispuesta para todo y con ganas de trabajar.

5. Eres un penco o eres una penca

En Almería, penca se le llama a la planta de la chumbera y a las hojas de las plantas del tipo pita o agave. Pero, en esta ocasión, si tu amigo te dice que eres una penca, te está hablando de manera cariñosa, en el sentido de que tienes muy buena relación de amistad con esa persona y se dirige a ti como penco o penca de manera entrañable. A veces se sustituye por petardo o petarda, pero “eres una petarda” tiene el mismo significado. Eso sí, no es lo mismo decir que “ese es un petardo” que significa lo opuesto, algo así como que ese es un idiota.

6. Se te ve muy remediaíco

Pues que se te ve muy bien, especialmente si has pasado una mala racha y ahora te encuentras mucho mejor. Es decir, ahora se te ve estupendamente tanto física como emocionalmente.

7. Cucha, qué bonico

Cucha es una palabra almeriense que viene a decir “mira eso”. Así que si alguien te dice ”cucha, qué bonico” —el sufijo -ico es muy utilizado para dar énfasis y en el sur sustituye al -ito— puede ser dos cosas: mira qué guapo estás o mira qué apañado eres.

8. ¿Cómo eres tan bonico?

Una pregunta que ciertamente no tiene respuesta. Es como si te preguntan “¿cómo eres tan guapo?” Pues no sé, será porque tú me miras con buenos ojos o porque, según el dicho, de padres feos, hijos guapos. ¿Quién sabe? También se utiliza esta pregunta cuando un amigo te parece encantador y buena gente, pero tampoco esperes obtener una contestación en concreto.

9. Estás de toma pan y moja

Si alguien te dice esto, ten por seguro que te está diciendo algo más que bonito y agradable. Esta expresión lleva otras intenciones, sobre todo cuando hay de por medio una atracción física y sexual.

10. Te ha quedao que ni pintao

Pues que has hecho algo de tal manera que te ha quedado más que estupendo. Algo así como magnífico o asombroso. Es una forma bonita de decirte que admira lo que has hecho. No tiene por qué ser algo físico.

11. Te ha quedado níquel o niquelao

Parecida a la expresión anterior, pero aquí generalmente sí se refiere a algo físico o palpable. Por ejemplo cuando limpias el coche y lo dejas radiante. Si te dicen esto es que te están diciendo que eres un manitas con ciertas cosas. Algo bueno y bonito ¿o no?