El arquitecto Pedro Ramírez Vázquez fue el autor de los edificios más representativos de nuestro país y también de muchos de los íconos de la Ciudad de México en la segunda mitad del siglo XX. Fue uno de los arquitectos más longevos, con casi siete décadas de ejercicio profesional. Nació y murió el mismo día, un 16 de abril de 1919 a 2013.

Más que un arquitecto, Pedro Ramírez Vázquez es un diseñador integral con una obra prolífica que incluye edificios, eventos, carteles y diseño gráfico. A los 25 años, en 1944, se convirtió en jefe de zona del CAPFCE (Comité Administrador del Programa Federal para la Construcción de Escuelas) y para 1958 ya era Gerente General con un plan para construir 39.000 escuelas nuevas en 10 años con su concepto “aula-casa rural”. Tan solo en el primer año (1959) se construyeron mil aulas-casas rurales, continuando con el mismo ritmo los años siguientes. El sistema obtuvo diversos premios internacionales y la UNESCO lo adoptó a través del CONESCAL para replicar el sistema y construir escuelas en 17 países de América Latina.

Entre 1955 y 1957 diseñó 15 mercados en la Ciudad de México, tales como La Lagunilla, Tepito, Coyoacán, Azcapotzalco, San Pedro de los Pinos, Balbuena y Anáhuac, en colaboración con los arquitectos Félix Candela, Rafael Mijares, Javier Echeverría y Juan José Díaz Infante. Fue encargado de organizar los Juegos Olímpicos de México en 1968 y como presidente del comité organizador diseñó también la imagen gráfica de los juegos, sentando un precedente en el diseño gráfico internacional. En 1972 diseñó el logo de la empresa Televisa.

Además, es autor del Santuario de Guadalupe en Monterrey, del Centro Cultural de Tijuana, del Museo Amparo en Puebla, del Centro de Convenciones de Yucatán, de las oficinas y del Museo del Comité Olímpico Internacional en Suiza, del Museo de Artes de África en Senegal, de la Embajada de México en Japón, del Museo de Nubia en Egipto, de la capilla de la Virgen de Guadalupe dentro de la Basílica de San Pedro en el Vaticano, por mencionar algunos proyectos.

Pedro Ramírez Vázquez siempre estuvo comprometido con el desarrollo de México, con la firme convicción de que la arquitectura es una herramienta transformadora al servicio de la sociedad, del medio ambiente y del patrimonio artístico. Es uno de los grandes arquitectos del siglo XX, fundamental en el desarrollo del México actual y de la identidad cultural mexicana contemporánea.

Por su gran valor arquitectónico, social y urbano, acá enlistamos 6 de los íconos de la Ciudad de México diseñados por Pedro Ramírez Vázquez que no puedes dejar de conocer (por fecha de construcción).

1.- Galería de Historia (Museo del Caracol) del Bosque de Chapultepec

La Galería de Historia es conocida como “Museo del Caracol” por su forma descendente en espiral como caracol marino. Fue inaugurada el 21 de noviembre de 1960, en el “Año de la Patria”: una época en la que México entraba de lleno a la modernidad. El museo se encuentra dividido en 12 salas que exhiben los hechos más importantes de la historia de México, desde finales del virreinato hasta la Constitución de 1917.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Después de 41 años de su inauguración, la galería se ha reestructurado museográficamente, introduciendo nuevas tecnologías para mejorar la experiencia interactiva de niños y jóvenes.

EXTRA: En las cercanías del museo, además de estar rodeado del bosque de Chapultepec y sus senderos, se encuentra también El Museo Nacional de Historia, mejor conocido como el Castillo de Chapultepec, los restos arqueológicos del baño del emperador azteca Moctezuma y el Audiorama, un rincón diseñado para relajarte escuchando música contemplativa al aire libre en la entrada de una caverna prehispánica.

Dónde: Bosque de Chapultepec
Horario: martes a domingo de 09:00 a 16:00 horas.
Costo: $75.00. Los domingos es gratuito para nacionales presentando documento oficial.

2.- Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México

El Museo de Arte Moderno (MAM), ubicado en Paseo de la Reforma dentro del Bosque de Chapultepec, preserva, estudia y difunde el arte moderno mexicano, como su nombre lo indica. Fue inaugurado el 20 de septiembre de 1964.

En su colección de exhibición permanente se encuentran obras de varios de los grandes maestros mexicanos como: Frida Kahlo, David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Juan Soriano, Juan O´Gorman (autor de rectoría de Ciudad Universitaria), Diego Rivera, María Izquierdo, Rufino Tamayo, Leonora Carrington, Remedios Varo, Mathías Goeritz, Manuel Felguérez, Francisco Toledo, entre otros.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

El vestíbulo y los jardines del museo se encuentran adornados por esculturas de grandes artistas nacionales e internacionales.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Un pequeño extra: frente al Museo de Arte Moderno, a 290 metros cruzando Paseo de la Reforma, se encuentra el Museo Tamayo de Arte Contemporáneo diseñado por los arquitectos Abraham Zabludovsky y Teodoro González de León. Aprovechando que ya estás ahí, merece mucho la pena que lo visites también.

Dónde: Paseo de la Reforma y Gandhi S/N dentro del Bosque de Chapultepec
Horario: martes a domingo de 10:00 a 17:35 horas.
Costo: $70.00. Entrada gratuita con credencial a profesores, estudiantes e INAPAM. Los domingos entrada libre general.
Para más información visitar la página web: mam.inba.gob.mx.

3.- Museo Nacional de Antropología e Historia

Ubicado en el corazón del bosque de Chapultepec, fue inaugurado el 17 de septiembre de 1964 con la misión de investigar, conservar, exhibir y difundir las colecciones arqueológicas y etnográficas más importantes de México. Como ícono de la arquitectura urbana del siglo XX, fue diseñado para ser un espacio de reflexión sobre la rica herencia indígena de México.

Cuenta con 22 salas de exposición distribuidas en 45 mil metros cuadrados, lo que lo convierte en el museo más grande de México y uno de los más destacados del mundo.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

En su patio central se encuentra el famoso “paraguas” con su caída libre de agua, que es una de las “cubiertas colgantes” más grandes del mundo. Cubre un área total de 4.467,5 m2. La columna fue revestida en bronce con un relieve escultórico hecho por los hermanos Chávez Morado. A su vez, el diseño se basó en el concepto y guión de Jaime Torres Bodet.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Este imponente recinto resguarda el testimonio arqueológico y antropológico de múltiples grupos culturales con cientos de años de historia y a su vez rinde homenaje a los pueblos indígenas del México contemporáneo. Es un lugar increíble que no puedes perderte en tu visita a la Ciudad de México.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Dónde: Av. Paseo de la Reforma y Calzada Gandhi S/N
Horario: martes a domingo de 09:00 a 19:00 horas.
Costo: $75.00. Entrada gratuita a nacionales con credencial INAPAM, menores de 13 años, personas con discapacidad, profesores y estudiantes (credencial vigente). Domingos entrada gratuita a público nacional y extranjeros residentes en México.

4.- Centro Cultural Universitario Tlatelolco (ex Secretaria de Relaciones Exteriores)

Fue inaugurado en 1966 para ser la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Es un complejo de edificios con auditorios, vestíbulos, miradores y amplias terrazas coronado por una torre de 102 metros de altura de mármol blanco y franjas de vidrio. En 2016, la Secretaría de Relaciones exteriores volvió al centro de la ciudad y estrenó su sede en la avenida Juárez -diseñada por el arquitecto Ricardo Legorreta-.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Tras años de desalojo y abandono, el complejo arquitectónico de Tlatelolco fue cedido a la UNAM y los grandes salones se convirtieron en salas de exposiciones y aulas para talleres, con el objetivo de ser un espacio cultural universitario de encuentro que fomente la memoria, la empatía y el pensamiento crítico en diversas expresiones culturales. Como complejo multidisciplinario se dedica a la investigación, estudio, análisis y difusión de temas relacionados con el arte, la historia y los procesos de resistencia social. Promueve la formación cultural de la comunidad inmediata, de los universitarios y del público en general.

El centro cultural cuenta con 4 museos:

Memorial del ‘68

Espacio simbólico donde se invita a la reflexión sobre la matanza realizada por el gobierno represivo al Movimiento Estudiantil de 1968.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Museo de sitio Tlatelolco

Espacio que recorre la historia de la zona arqueológica de Tlatelolco a través de 400 piezas encontradas en las ruinas de la antigua ciudad mexica.

Colección Stavenhagen

Museo que aborda el pasado prehispánico desde una perspectiva artística, a través de piezas arqueológicas caracterizadas por su forma, su expresividad, su armonía y su composición.

Sala de Colecciones Universitarias

Laboratorio curatorial donde se exhiben, investigan y difunden las colecciones de arte, material científico, histórico y acervos de la UNAM.

Actualmente (abril de 2019), la torre principal está intervenida con la instalación lumínica “Xipe Tótec” del artista Thomas Glassford que cubre las cuatro fachadas con luces rojas y azules. Está dedicada al dios mexica Xipe Tótec, quien se quitó su piel para alimentar a la humanidad. De la misma forma, Tlatelolco se viste con una nueva piel que resplandece para conmemorar una nueva vida como Centro Cultural, un faro visible desde cualquier punto estratégico de la Ciudad de México.

Dónde: Ricardo Flores Magón #1. Nonoalco-Tlatelolco
Horario: martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.
Costo: $30.00. 50% de descuento a estudiantes, maestros y miembros del INAPAM. Domingo entrada gratuita.

5.- Estadio Azteca

Para su realización, se convocó a participar en un concurso a tres reconocidos arquitectos: Félix Candela, Enrique de la Mora y el finalmente ganador, Pedro Ramírez Vázquez.

Se inició su construcción en 1962 como parte del proyecto para obtener la sede de la Copa Mundial de Fútbol de 1970. Fue inaugurado el 29 de mayo de 1966 con un encuentro amistoso entre los equipos América y Torino. Tiene una capacidad de 87.000 espectadores, lo que lo convierte en el estadio más grande de México.

Crédito: Roberto Torres Romo, @bob_td

Es el único estadio que ha sido escenario de dos finales de Copas del Mundo de la FIFA. México 1970, cuando Pelé se consagró como el rey del fútbol, y México 86, cuando Maradona se consolidó como figura histórica mundial.

El estadio ha sido escenario de conciertos de artistas de fama internacional como: Elton John, Michael Jackson (quien en sus 5 conciertos rompió récord de asistencia masiva), NSYNC, Lenny Kravitz, U2, Gloria Estefan, Arctic Monkeys, Black Eyed Peas y Paul McCartney, entre otros.

Dónde: Calzada de Tlalpan 3665

6.- Basílica de Guadalupe

La nueva Basílica fue inaugurada en 1976 con un área de 10 mil metros cuadrados, lo que la convierte en el recinto católico más grande de México y el recinto mariano más visitado del mundo, superado solo por la Basílica de San Pedro en Roma.

Fue construida con el propósito de albergar la imagen de la Virgen de Guadalupe y permitir el acceso de una mayor cantidad de peregrinos. El edificio se proyectó de forma circular y libre de columnas para que la visibilidad al altar fuera completamente limpia.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Con 100 metros de diámetro, fue construida con hormigón armado en la estructura de la cubierta y recubrimiento de láminas de cobre. Estas láminas, al oxidarse, le otorgan ese característico color verde.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

La Basílica se encuentra construida dentro del conjunto urbano religioso del Tepeyac, que alberga en su interior 5 templos que se han hecho desde 1531 dedicados a la Virgen, además de un cementerio, el templo y ex Convento de las Capuchinas y el Museo de la Basílica de Guadalupe. Por cierto, este último museo alberga una importante colección de 4 mil piezas de arte novohispano (pinturas, esculturas, joyería y orfebrería).

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Seas creyente o no, como espacio público y parque urbano es una experiencia interesante. Desde la cumbre del cerro del Tepeyac tendrás vistas increíbles de la ciudad de México. Si corres con suerte y no hay contaminación ambiental, los atardeceres desde aquí son una delicia. Como dato de color, en el Cerro del Tepeyac, los aztecas adoraban a una deidad femenina llamada “Tzonantzin” que en náhuatl significa “Nuestra Madre”.

Dónde: Fray Juan de Zumarraga #2, Colonia Villa de Guadalupe, Delegación Gustavo A. Madero
Para más información sobre horarios y costos de visita a los múltiples templos y museos consulta la página web: basilica.mxv.mx.