1. Encebollado

Todavía me acuerdo de la primera vez que probé el encebollado. Su fama lo precedía: había escuchado a mis amigos ecuatorianos decir que este plato era ideal para el chuchaqui. Por eso mismo pensé que quizás me decepcionara… Pero no. Nada de eso.
Mi amiga, quien lo preparó, reemplazó el pescado albacora con el mejor pescado blanco que pudo encontrar en Australia (allí estábamos en ese momento). Eso, algunos secretos de recetas familiares transmitidas a través de generaciones, y el amor que le ponía al cocinar. Delicioso.

Crédito: amalavidatv

NOTA: más tarde aprendí que no hay que olvidar echarle chifle.

2. Repe lojano

Para un extranjero como yo, “repe” no suena a comida… pero sería un error perderse esta exquisitez. Además, de tantas aventuras en Ecuador uno siente que necesita reponer energías, y esta es una buena opción. La sopa está hecha a base de guineo verde y queso, y además se sirve con aguacate. Para darle sabor, se agrega cilantro y perejil.

A post shared by Karina Córdova (@karicordovam) on

3. Sopa de Bolas de Verde

No hace falta ser de la costa para apreciar este plato. Hay dos ingredientes estrellas en la receta: los plátanos verdes, obviamente, y los cortes de carne de res.

4. Sopa de bolas de maíz o sopa de lluspast

Segunda “sopa de bolas” de la lista. En este caso, se trata de bolas de maíz rellenas de queso (y refrito). Mmmm… Y eso, en una comida ecuatoriana como la que se ve aquí, ¡es solo el comienzo!

5. Sopa de Morocho

El morocho es un maíz blanco, de grano duro, de los muchos tipos de maíces que se pueden encontrar en el territorio y las tradiciones ecuatorianas. Hay muchas formas de comer morocho, y la sopa es una de las más popularizadas.

6. Uchumanga

Debo admitir que aún no he probado este caldo tradicional, pero solo por falta de oportunidad. Espero hacerlo en un próximo viaje. Preparado con carne y vísceras de animales silvestres como la guanta, la danta o algún pescado, se lo puede acompañar también con hongos, kila, sal y ají.


Según el Atlas Alimentario de los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes del Ecuador, es un equivalente a la fanesca en la Sierra. Y hablando de esta última…

7. Fanesca

Esta no es una sopa para todos los días. En Ecuador es tradicional comer fanesca durante Semana Santa.

Crédito: agenciaandes_ec

Lleva muchos tipos de granos diferentes… quizás tantos como la cantidad de apóstoles. Aunque hay muchas versiones de la receta, algunos ingredientes se consideran esenciales: choclo, mote, habas, variedades de fréjol tierno y seco, arveja y chochos, zapallo, sambo, leche, queso, maní, huevos, bacalao seco y masitas fritas. ¿Qué otros ingredientes agregan nuestros lectores ecuatorianos en una buena fanesca?

Crédito: saokma

8. Sopa de Quinua

Además de la quinua, esta sopa (de las más sencillas de cocinar de la lista) lleva trozos de carne, cebollas, papas y especies para dar sabor.

Crédito: robertluna3

9. Caldo de salchicha

El caldo de salchicha o de manguera es uno de los platos tradicionales de Guayaquil.

A post shared by Roberto Delgado (@kamesenlin) on


Los ingredientes no son para personas impresionables… Lleva no solo tripas del cerdo, sino también sangre de chancho, la que debe comprarse prácticamente coagulada según este cocinero guayaco. Además, se necesitan más de tres horas para su elaboración, que incluye limón, hierbaluisa, hierbabuena, harina y arroz, cebolla (colorada y blanca), pimiento, tomate, ajo, y varias aromáticas.

10. Locro de papa

Dejé mi sopa favorita para el último lugar. Cada vez que llego a Ecuador, mi prioridad número uno es ir por un locrito de papa. Si hasta aprendí a cocinarlo yo, para cuando me agarra hambre y melancolía… Nunca será lo mismo sin las papas cholas, peroooo eso no impide que mi familia se coma hasta la última cucharada. Como dice Laylita, el locro de papa es una “sopa muy cremosa que suele gustar a todos, incluso a los niños melindrosos”.

Después de leer este artículo, los que queremos mucho al personaje de Mafalda seguramente pensaremos en ella. Imagino que su problema con las sopas… ¡es que no viajó a Ecuador a probarlas!