Perú es diversidad, Perú es cultura, gastronomía, medio ambiente, fiestas, y mucho más que debes descubrir por ti mismo. Aquí condensamos una mini guía de experiencias variadas por cada mes. Ha sido muy difícil escoger, pero ojo, la lista no es excluyente, ¡hay muchísimas otras opciones!

ENERO

Temporada de playa

Enero es verano en el hemisferio sur, aunque la peculiar geografía de nuestro país hace que el verano sea muy distinto en cada región: mientras que en toda la costa encontrarás un sol abrasador y un clima bastante seco, enero es la temporada de lluvias en los Andes peruanos (sierra y selva). Las lluvias pueden ser muy copiosas y generar aludes.

Por lo tanto, enero es el mes perfecto para descubrir algunas las muchas playas de la extensa y desértica costa peruana. ¿Sugerencias? Las playas de la Reserva Nacional de Paracas, en Ica (Costa Central); las de Zorritos y Punta Sal (foto de arriba), en Tumbes (Costa Norte); o las playas de Mejía (Costa Sur). No olvidar llevar un bloqueador con factor de protección de más de 50 y una sombrilla, porque la radiación UV en esta parte del globo es muy alta.

A post shared by Carme Giralt (@carme.giralt) on

Avistamiento de aves en la costa

Perú es el paraíso de los pajareros (“birdwatchers”). Además de tener registradas más de 2.000 especies en su territorio y de ostentar un récord mundial en el mayor número de aves avistadas en un solo día, recibe anualmente, en todos sus humedales y playas, la visita de cientos de miles de ejemplares de muchas especies migratorias, que llegan desde lugares tan lejanos como Canadá, México, el Golfo de California y Centroamérica.

En enero se puede observar fácilmente a las migratorias, incluso cerca de Lima (sin necesidad de organizar grandes expediciones), en sitios como el Refugio de Vida Silvestre de los Pantanos de Villa. Sólo a esta zona arriban anualmente más de 10,000 aves.

También son fácilmente observables en los humedales cercanos a las playas mencionadas en el párrafo anterior. Pero incluso paseando por la ciudad podrás bandadas de loros y algunas aves rapaces (como el pequeño y ágil “cernícalo”, Falco sparverius) en los parques de la ciudad y, si tienes suerte, incluso avistarás a la majestuosa águila pescadora (Pandion haliaetus), que a veces se instala temporalmente en alguno de los parques urbanos con cuerpos de agua grandes.

A post shared by Vesa Leppälä (@vesaleppala) on

FEBRERO

Carnaval Peruano

Febrero es el mes de los carnavales, que se celebran en todo el Perú. Además del muy conocido Carnaval de Cajamarca (del que ya hemos escrito), también vale la pena tomar un vuelo interno y vivir aquellas cosas que hacen único al Carnaval de Ayacucho, o el Carnaval de Arequipa, o el Carnaval Amazónico (en Iquitos, región Loreto). Así, ¡tendrás que regresar a Perú cada año!

La Candelaria

A esta fiesta le hemos dedicado también un artículo anterior, pero agregaremos que es la más grande celebración de todo el Perú, y una de las tres más grandes en Latinoamérica en cuanto al número de asistentes (alrededor de 100,000 llegados de todo el mundo), junto con el Carnaval de Oruro (Bolivia) y el Carnaval de Río (Brasil). Por ello, no está de más recordar que es aconsejable realizar las reservas de transporte y alojamiento con meses de anticipación.

A post shared by LMM (@bulletsmm) on

MARZO

Semana Santa de Ayacucho

Ayacucho, la Ciudad de las 33 Iglesias, es el escenario de la celebración más espectacular de Semana Santa de todo el Perú, fiesta de fecha movible que este 2018 cae a fines de marzo.

A post shared by Jhocep Gutiérrez (@jhocepp) on

Muy aparte de los solemnes ritos del catolicismo (la religión mayoritaria en el país), es la vivencia de la fe del pueblo y los elementos populares que la misma ha incorporado los que añaden la cuota de atractivo adicional: masivas procesiones nocturnas, extensas alfombras de flores, andas decoradas con artesanías de la zona, la posibilidad de apreciar un riquísimo patrimonio arquitectónico mestizo y por supuesto, de degustar platos típicos.

A post shared by Enma (@frenkata) on

No debes perderte las “chaplas” (pan serrano) con alguno de los quesos artesanales de la región, ni los contundentes desayunos de los mercados de barrio, ni los dulcecitos de los conventos de monjas.

ABRIL

Recorrer el Valle del Mantaro

En abril se termina (o casi) la temporada de lluvias en los Andes, y es cuando este enorme y fértil valle se encuentra verde y nos presenta sus más lindos paisajes.

Si bien sus ciudades y pueblos grandes han crecido en forma rápida y desordenada, los pueblitos todavía nos ofrecen oportunidades de conversar con sus habitantes, de disfrutar del cielo azul y del colorido de los sembríos.

A post shared by Ceba Azul (@cebaazul) on

No te pierdas las artesanías huancas, como los textiles y los sombreros, los “mates burilados”, la joyería y la cerámica.

A post shared by PeruStocks (@perustocks) on

Y por supuesto, no olvidar probar alguna de las especialidades gastronómicas de la región, como la pachamanca de carnero cocida en horno bajo tierra (foto 1) o el chicharrón colorado (foto 2).

A post shared by juanrelias (@juanrelias) on

MAYO

Los nevados de Ancash

Entre mayo y septiembre es la estación seca en los Andes, y como el Perú no es solamente Cusco y Machu Picchu, hay que visitar otros destinos. Por ejemplo, la región Ancash, especialmente Huaraz, toda la zona denominada el Callejón de Huaylas, y el Parque Nacional Huascarán con sus espectaculares nevados, sus lagunas y rutas de trekking. Dicho sea de paso, conviene apurarse en visitar estos destinos, porque el calentamiento global ya está afectando a los nevados y glaciares.

JUNIO

Avistamiento del Cóndor en El Colca (Arequipa)

Este es el mes para el avistamiento del Cóndor en el Valle del Colca (Arequipa). Habrá que madrugar, porque se suele realizar a primera hora de la mañana, por lo que es preferible llegar el día anterior para pernoctar en alguno de los hospedajes de la zona.

A post shared by Giojzi (@giojzi) on

El sitio se llama Mirador de la Cruz del Cóndor, desde el cual, mientras esperas al cóndor, podrás deleitarte con la vista desde allí del Cañón del río Colca y del Nevado Bomboya.

Crédito: pedrosz

Qoylluriti

Es una masiva peregrinación hacia el santuario del Señor de Qoyllur Ri’ti, en la provincia cusqueña de Quispicanchi: la ceremonia central se realiza al pie al pie del nevado Ausangate, a 4.700 msnm y a temperaturas por debajo de los 0 ºC. La subida de los peregrinos hasta el santuario va acompañado de músicos, danzantes que representan a diferentes personajes de la mitología local.

La muchedumbre de unos 90,000 peregrinos va organizada en “naciones” e incluye procesiones con cruces y también danzas, y es vigilada y controlada por los »pablitos», que llevan máscaras de animales.

Aquí puedes ver un muy buen vídeo sobre el tema:

JULIO

Fiestas Patrias en Lima

Cada 28 y 29 de Julio el Perú celebra su independencia a nivel nacional, con desfiles, mucha comida, y por supuesto fiestas bailables de todo tipo.

A post shared by Shia 🌷 (@shia_bt) on

Como suele ser un feriado largo, la mayoría de los limeños aprovecha para salir de la ciudad y hacer turismo interno, por lo cual Lima se queda más tranquila y el tránsito en la ciudad mejora notoriamente. Son unos días perfectos para recorrer Lima, disfrutar de las ferias gastronómicas que se instalan en diferentes barrios y celebrar con los amigos peruanos, porque lo que no falta en estas fechas es la fiesta, tanto en el calor del hogar como en locales nocturnos.

A post shared by Jaime Moreno (@jaimeimoreno) on

Virgen del Carmen de Paucartambo (Cusco)

Esta es una fiesta fastuosa, que se celebra en la semana en que la Mamacha Carmen sale en procesión por las calles de Paucartambo.

Unas doce cuadrillas de danzantes, con sus respectivas bandas, quienes compiten en toda la fiesta para agradar a la Virgen y lograr su ayuda.

A post shared by Josip Orlovac (@josiporlovac) on

El día central es el 16 de Julio, que inicia con Misa al amanecer: el día 17 es de «Bendición y Guerrilla»; y el 18 se coloca la imagen de la Virgen en el Templo para presidir la bendición de los niños y jóvenes.

A post shared by Mullu Peru (@mulluperu) on

De entre todos los personajes de esta fiesta, destacan los «Ccapac Qolla» (representando al Altiplano), los Ccapac Chuncho (representando a la selva), y sobre todo los «saqras» o «diablos» de espíritu lúdico, que desde techos y balcones tientan a la Virgen (y a los devotos, pero no se atreven a acercarse.

Por cierto, «saqra» en quechua significa algo parecido a «picardía». Y antes de que se nos olvide, la fiesta es oficialmente Patrimonio Cultural de la Nación, y esta imagen de la Virgen del Carmen fue coronada por el Papa Juan Pablo II en 1985.

AGOSTO

Pachamama Raymi en Cusco

Después del espectacular Inti Raymi en junio, el pueblo cusqueño homenajea a la Madre Tierra durante la primera semana de agosto, en agradecimiento al don de la fertilidad y las cosechas.

Las ceremonias que se realizan incluyen la “pagapu”, u ofrendas de alimentos, acompañados de hoja de coca, semillas de huayruro y bebidas como la chicha de jora (foto), que se entregan en un hueco bajo tierra. Además, hay ferias artesanales, música, cantos y danzas.

Visitar la Selva Peruana

Agosto es un mes seco y es un tanto más fácil tanto llegar como recorrer los destinos. La selva amazónica peruana ocupa un vasto territorio y cubre varias regiones del país. Lamentablemente, en muchos sitios viene siendo afectada por el impacto de las actividades extractivas…

Algunos de los destinos recomendados para disfrutar de primera mano de la naturaleza son: la Reserva Natural de Tambopata, el Parque Nacional del Manu, la Reserva Nacional Pacaya Samiria, así como Pucallpa, Tingo María, Oxapampa y Pozuzo.

SEPTIEMBRE

Fiesta Patronal de la Virgen de Cocharcas

Una de las más importantes fiestas del culto mariano en el Perú, en homenaje a la “Mamacha Cocharcas”, se celebra especialmente en las regiones de Apurímac, Junín, Huancavelica.

A post shared by Bayerdon (@bayer.rojas) on

Devotos, lugareños y peregrinos se congregan en cada pueblo ya para renovar su fe en su patrona, para pagarle alguna promesa hecha, para agradecer la gracia recibida, o simplemente para ser parte de la fiesta.

Con matices en cada zona, en general la fecha central es el 8 de septiembre, aunque las actividades se pueden extender por una semana larga, así que conviene consultar los calendarios que se difunden con anticipación. Por cierto, esta fiesta ya es oficialmente considerada Patrimonio Cultural de la Nación.

A post shared by Nhorman Delzo (@nhormandelzo) on

OCTUBRE

Pozuzofest

Aunque parezca increíble, en medio de la selva central peruana existe un pueblo fundado por colonos tiroleses y prusianos durante la segunda mitad del siglo XIX: se llama Pozuzo, y sus descendientes hoy mantienen muchas de las costumbres de sus ancestros, incluso la arquitectura y estilos de construcción.

A post shared by Müller (@7armusa) on

El Pozuzofest es la versión local del Oktoberfest alemán: un festival de tres días y dos noches dedicado a la cerveza, la gastronomía y las tradiciones pozucinas.

A post shared by Frymquentin (@frymquentin) on

¡La diversión está más que asegurada!

A post shared by Miüller Villa (@mullervilla54) on

Día de la Canción Criolla

El 31 de Octubre fue declarado hace muchos años como el “Día de la Canción Criolla” aunque ahora se le conoce también, por extensión, como el “Día de la Canción Peruana”. Se celebra con grandes fiestas con grupos de amigos en clubes nocturnos conocidos como “peñas”, donde se baila al compás de música peruana, mayormente interpretada en vivo.

A post shared by DjAlvaro Boza (@djalvaroboza) on

Algunos municipios organizan recitales en la calle, con entrada libre. Sea como sea, es siempre un buen pretexto para salir de fiesta, y para probar no sólo la gastronomía local, sino también el Pisco Sour y las cervezas artesanales peruanas. ¡A bailar!

A post shared by Roxana ZT (@roxana_zeta) on

NOVIEMBRE

Día de los Muertos

A semejanza de otros lugares del mundo, el primero de noviembre se celebra en Perú el Día de los Muertos. Las familias se vuelcan masivamente a los cementerios para recordar a su ser querido, llevando no sólo las comidas y bebidas que le gustaban, sino incluso música o músicos en vivo. Sólo en Lima se calcula que se movilizan un millón y medio de personas, que abarrotan los 52 cementerios. Pero es en provincias donde estas celebraciones son más auténticas y pintorescas.

DICIEMBRE

Santurantikuy

Es una tradicional feria navideña de Cusco, que ocupa toda la Plaza de Armas de Cusco y cada plaza principal de cada pueblo. El nombre viene de las palabras quechuas “santu” (santos) y “tikuy” (venta).

A post shared by A P R I L (@pinkysmile0415) on

El gran protagonista es el “Niño Manuelito”.

A post shared by Gloria Estrella (@vg1728) on

En esta feria se puede no sólo todo lo necesario para celebrar la Navidad y decorar la casa para la ocasión, sino también todo tipo de artesanías.

A post shared by Nathaly Torres (@dranaths) on

Crédito imagen de portada: gabrielagago