El origen del surf es disputado entre los pueblos peruanos y polinésicos, desde hace más de 500 años. En el norte del Perú, las culturas locales dejaron trazas que muestran a hombres remontando olas. Esto indicaría que todo comenzó en América del Sur, pero fueron los polinesios en sus constantes travesías entre islas los que, algunos siglos más tarde, llevaron la costumbre de deslizar olas hasta lugares como Hawái.

Hoy en día, el surf es un deporte que atrae a todas las edades y a ambos sexos, en muchos lugares del mundo. Hay peregrinos que atraviesan continentes en busca de las mejores olas. México es reconocido como un excelente lugar para practicar surf, con condiciones favorables y playas atractivas. Aquí están algunas de las mejores:

 

1. Barra de la Cruz – Oaxaca

Este sitio ideal para surfear se había mantenido “secreto” por mucho tiempo y recién se dio a conocer en el tour mundial “La Jolla”, auspiciado por Rip Curl. Desde ese momento, su derecha ha dado grandes alegrías a surfistas del mundo.

Los surfistas tienen un lenguaje un tanto técnico, y ellos definen Barra de la Cruz de la siguiente manera:

“En cuanto a la dinámica de esta derecha, en la zona de take off a veces hay corrientes que dificultan el drop in. La primera sección es hueca pasando a secciones cóncavas hasta el inside donde la ola suele acabar con tubo. Las remadas desde el inside son duras así que si tu ola te deja lejos será mucho mejor volver a pie por la playa y entrar cuidadosamente cerca de las rocas hacia el pico”.

2. Zicatela – Oaxaca

Este sitio es conocido como el Pipeline Mexicano, debido a su gran amplitud y altura. Descubierta por surfistas californianos, hoy se la considera una de las mejores cuatro playas para surfear en el mundo. Es todo un reto para quienes vienen a desafiar sus olas, a veces hasta de seis metros de altura.

A photo posted by Eli Kirwan (@ebody7) on

La vida nocturna no se queda atrás. Si tu intención es aprovechar el día en el agua y divertirte por las noches, Zicatela y Puerto Escondido son tus lugares… Además, dos importantes competencias internacionales de surf se celebran aquí: el torneo Zicatela Pro (entre julio y agosto) y el torneo Quiksilver Pro (julio).

3. Puerto Escondido – Oaxaca

Oaxaca se levanta en torno de una bahía pintoresca bordeada por gigantescas formaciones de roca. Sus montañas bajan hasta el mar para bañarse en el azul profundo de sus aguas y crean un paisaje fascinante. Todo el lugar aún conserva ese ambiente rústico y relajado, que constituye en sí mismo uno de sus principales atractivos. El área que rodea la bahía abunda en maravillas naturales. Al anochecer comienza la fiesta en Puerto Escondido y sólo acaba cuando el sol despierta. Entonces es cuando las olas, toman el protagonismo. Los mexicanos deben estar orgullosos, no solo de poseer uno de los diez mejores sitios para la práctica del surf en el planeta, sino de que sea tan pero tan hermoso…

4. La Ticla – Michoacán

La Ticla es una comunidad de la cultura náhuatl y su playa es la segunda más famosa de Michoacán, ya que cada año acuden a ella cientos de surfers de todo el mundo en busca de sus fuertes olas. La mayoría de la población estable son mazahuas… o expatriados amantes del surf.

Aquí también puedes aventurarte en el parapente y ala delta, a pasos del el río Ostula.

5. Boca de Pascuales – Colima

Se trata de una extensa playa (donde desemboca el río Armería), con mar abierto y aguas muy profundas, lo que la hace perfecta para surfear. Aunque en este spot se realizan varios torneos internacionales y locales al año, es un lugar propicio para quien no quiere un espacio “con crowd” (Spanglish de los surfistas para “con mucha gente”).

A photo posted by Atelier MOW (@timfrager) on

6. Cuyutlán – Colima

Colima es un tranquilo y pintoresco pueblo ubicado al sureste del puerto de Manzanillo, en la parte suroriental de la Laguna de Cuyutlán. La arena oscura de sus playas es el resultado de la erosión de piedras volcánicas que delinean este tramo de costa. Toda la región regala vistas frutales que incluyen palmeras, jugosos cocos, y generosos platanares. Además, Colima es famosa por sus increíbles atardeceres.

A photo posted by Xareni (@delegacion17) on

Consejo surfista: no te pierdas la playa de Los Pascuales, con olas que alcanzan alturas de entre 2.5 y 5 metros de altura.

A photo posted by Eduardo Mtz (@eduardomtz_83) on

7. SayulitaRiviera Nayarit

Sayulita es un antiguo pueblo de pescadores que con la venida del turismo internacional se ha convertido en una de las playas más míticas e icónicas de las costas del Océano Pacífico, un “paraíso del surf”. A pesar de la fama, el hospedaje se limita a algunas casas de huéspedes y la renta de casas privadas.


Asentada alrededor de un arco de arena dorada con un suave quiebre de oleaje, Sayulita irradia los placeres sencillos de la costa mexicana. Aquí hay dos pequeñas bahías, ambas con buenas condiciones para la práctica del surf. Quienes busquen clases de surf en tabla corta o larga y de stand-up paddleboard, aquí podrán encontrarlo. Además, hay oportunidad de realizar muchas otras aventuras por la zona, como muestra el siguiente video:

8. Mazatlán – Sinaloa

Cada vez más cerquita del Trópico de Cáncer, la costa de Mazatlán se caracteriza por la práctica de surf, esnórquel, buceo, windsurf y kitesurf. Para los más avezados, en junio se lleva a cabo el Quiksilver Classic Surf Event, un torneo anual en el que expertos de todo el mundo muestran sus habilidades en las costas del norte de México.

En caso que prefieras algo más tranquilo, te sugerimos la playa Los Pinos.

A photo posted by Jake (@jmannrasta) on

9. Los Cabos – Baja California

Bañado al este por el Mar de Cortez y al oeste por el Pacífico, este corredor turístico de 30 kilómetros está localizado entre las ciudades de San José Del Cabo y Cabo San Lucas. Es “el lugar”. Los Cabos es considerado uno de los destinos más lindos del continente. Paradisíaco y exótico, con playas de ensueño, montañas y paisajes semidesérticos, no solo tiene point breaks de surf de altísimo nivel… también tiene agua caliente y cristalina, swells durante todo el año y un promedio de buena ondulación cada dos semanas.

10. Isla de Todos Santos – Baja California

¡Para aquellos experimentados que buscan retos! Este sitio cuenta con olas de las más grandes del mundo, ¡de más de 15 metros!

A photo posted by Quinn Kasbar (@quinn.kasbar) on

11. San Juanico – Baja California

Aquí se forma la segunda ola más larga del mundo, específicamente en la Bahía Escorpión (Scorpion Bay, en inglés). Y aquí también, en julio de cada año, tiene lugar el Campeonato Internacional “San Juanico’s Scorpion Bay Surf Tournament”.

A photo posted by ogojun (@ogogram) on

12. Ensenada – Baja California Norte

Ensenada es conocida como “la cuna del surf en México”. Cuenta con una extensa franja costera hacia el Océano Pacífico, con buen oleaje y tranquilidad de sus playas. Si buscas aventura y dar tus primeros pasos sobre una tabla de surf, la mejor época es el invierno, ya que en esta temporada gozarás de un mayor oleaje y por supuesto de más oportunidad de disfrutar tu incursión en este deporte.

A photo posted by Vicent YA (@vicenteya) on

13. Rosarito – Baja California Norte

Situada a 32 kilómetros de la ciudad de San Diego (Estados Unidos), Rosarito tiene al menos siete spots de calidad mundial para practicar surf. Y por ambas razones, Rosarito se ha convertido en la meca norteña de esta disciplina.

Con un fondo de arena y quiebres de olas de ambos lados durante todo el año, es un lugar que atrae a más de un millón de visitantes anuales. Esto a su vez ha propiciado una infraestructura hotelera de primer nivel. Rosarito es, sin duda, una parada imperdible para cualquier amante del surf.

A video posted by Mexico Surf (@mexicosurf) on