Bogotá, la ciudad de “altura” rodeada de montañas y dueña de un clima bipolar, es casa de unos 8 millones de habitantes. Diversa y llena de vida, en esta gran ciudad pasa de todo y hay planes para todos los días y todos los gustos. Nuestra guía te ayudará a decidir qué visitar en Bogotá y qué hacer en esos sitios, ya sea que estés por un par de días o que decidas extender tu estadía y aprovechar todo lo que la urbe y sus alrededores tienen para ofrecer.

Recorrer la Candelaria (Centro Histórico)

En La Candelaria es donde todo empezó. Allí se concentran muchos de los lugares turísticos que guardan la historia de Bogotá. Debes dedicar al menos un día para recorrer nuestro centro histórico y al menos dos si quieres entrar a algunos de los museos.

La siguiente lista indica lo más importante para hacer y conocer:

  • Recorre las calles empedradas de casas coloridas y balcones en la Candelaria, y presta atención a los curiosos nombres históricos como Calle de la Enseñanza, Calle de las Culebras, Calle de la Fatiga… Si te atreves, camina por la Calle del Silencio o la Calle Sola.
  • Photo: Fotos 593 | Shutterstock

  • La Plaza de Bolívar es la principal plaza de Bogotá donde están ubicados los edificios gubernamentales del país. Puedes recorrerla mientras cientos de palomas se acercan a pedirte un poco de maíz.
  • Photo: Diego Grandi | Shutterstock

  • Enmarcando la Plaza de Bolívar se encuentran, El Capitolio Nacional (imagen) que acoge al Congreso de la República y El Palacio de Liévano o Alcaldía de Bogotá. También está el Palacio de Justicia en donde se dio uno de los acontecimientos históricos más dramáticos de la ciudad: la toma del palacio por parte del grupo guerrillero M-19 en 1985.
  • Photo: Danaan | Shutterstock

  • Al otro lado de la plaza puedes visitar la Catedral Primada de Colombia de estilo neoclásico, en donde yace la tumba de Gonzalo Jiménez de Quesada, fundador de Bogotá, y los restos de Antonio Nariño, precursor de la independencia colombiana. A su lado se encuentra la Capilla del Sagrario que alberga una colección de obras y pinturas religiosas.
  • En una de las esquinas de la plaza se encuentra el Museo de la Independencia, mejor conocido como la Casa del Florero, una casa colonial con un distintivo balcón verde en el segundo piso. Lo que ocurrió en esta casa el 20 de julio de 1810 terminó en el Grito de Independencia de Colombia. En el museo se exponen obras, piezas y artículos relacionados con la Independencia del país.
  • La Casa de Nariño, residencia del Presidente de la República, está cerca de la Plaza de Bolívar y también puede visitarse.
  • El Teatro Colón es uno de los teatros más icónicos de Bogotá. Su arquitectura, las pinturas en el techo y sus palcos color dorado y sillas rojas aterciopeladas hacen que valga la pena ir a alguno de sus eventos culturales. Puedes encontrar la programación en la página oficial, así como reservar una visita guiada “Colón tras escena” para conocer los secretos del teatro y de la obra del arquitecto italiano Pietro Cantini.
  • Photo: sduraku | Shutterstock

  • El Museo del Oro alberga la colección de piezas de orfebrería prehispánicas más grande del mundo y se exponen artículos característicos de las diferentes culturas indígenas precolombinas de Colombia. También conserva una de las piezas más famosas de la cultura muisca: la Balsa Muisca que representa el ritual de La Leyenda del Dorado.
  • El Museo de Botero exhibe más de 100 obras del artista colombiano Fernando Botero, caracterizadas por sus voluptuosas figuras. Las “gorditas” y “gorditos” expuestos en sus pinturas y esculturas son un orgullo colombiano y lo hacen una visita obligada en Bogotá. Justo al lado está el Museo Casa de la Moneda, si es que te gusta la numismática o lo que es lo mismo, la colección de monedas y billetes del Banco de la República de Colombia. Aprovecha y visita también la Iglesia de la Candelaria.
  • Photo: posztos | Shutterstock

  • Descubre el arte callejero y los murales de colores plasmados en diferentes rincones de La Candelaria. Puedes hacer alguno de los tours gratuitos como el Bogotá Graffiti Tour.
  • El Chorro de Quevedo no sólo adorna sus paredes con muchas de estas obras callejeras sino que por su estrecha y empinada calle empedrada, la Calle del Embudo, también hay bares, tiendas artesanales y lugares donde probar la ancestral bebida de maíz fermentado conocida como Chicha. Esta calle desemboca en la Plazoleta del Chorro de Quevedo, lugar de encuentro de estudiantes, artistas callejeros y turistas, y donde se dice que fue fundada la ciudad.
  • Photo: Sr Mao (@sr.mao)

    Photo: Nowaczyk | Shutterstock

  • Para comer algo típico en La Candelaria puedes ir a La Puerta Falsa. Es el restaurante más antiguo de Bogotá, un pequeño lugar famoso por su tamal, y donde tomar chocolate al mejor estilo santafereño: con queso adentro y almojábana, o probar la tradicional aguapanela. También puedes tomarte un ajiaco o una changua para sentirte como en casa.

Subir al Cerro de Monserrate

En el centro de la ciudad, no muy lejos de La Candelaria, está el Cerro de Monserrate. Vale la pena subir a este icónico lugar de la ciudad que con 3152 metros de altura permite una vista panorámica increíble de Bogotá. Otro lugar imperdible para una buena panorámica es la Torre Colpatria y estos otros sitios que te recomiendo aquí.

Sr. Mao vía TravelStoke

En la cima de Monserrate encontrarás el Santuario que alberga al Señor Caído, a quien los fieles le atribuyen unos cuantos milagros, así como una pequeña capilla con una réplica de la Virgen Morena de Montserrat. Se puede subir en funicular o teleférico, y los más osados creyentes suelen subir a pie o incluso de rodillas a manera de penitencia. Además de la Basílica, hay artesanías, comida callejera, bebidas típicas para el frío como aguapanela y canelazo, y dos restaurantes encantadores de estilo colonial.

Photo: A. Blanke | Shutterstock

Al bajar de Monserrate puedes aprovechar para pasar por la Quinta de Bolívar ubicada muy cerca de allí. Esta casa perteneció al libertador, aunque no fue su refugio durante mucho tiempo. Hoy es un museo, y alberga pinturas, mobiliario, utensilios y otros objetos de la época, que claro, contiene mucha historia sobre la vida cotidiana de Bolívar.

Visitar el Museo Nacional

El Museo Nacional es uno de los principales de la ciudad. Es el museo más antiguo de Colombia y su edificio fue una vieja cárcel de Bogotá. Allá podrás encontrar obras, objetos y piezas de arte, historia y arqueología. Siempre tiene exposiciones temporales y muchos eventos culturales en curso.

Photo: Ana Muraca | Shutterstock

Este museo se encuentra cerca del Planetario de Bogotá, un buen plan para adultos y muy interesante para los niños. Al fin y al cabo, nunca está de más aprender sobre la inmensidad del universo.

Pasear por la ciclovía

Todos los domingos y festivos, de 7am a 2pm, las principales calles de la ciudad se convierten en un circuito de 120 kilómetros de vías para el deporte y las prácticas al aire libre. Ya sea salir a montar bici, patinar, trotar, pasear a tu mascota o simplemente caminar un rato por la ciudad, la ciclovía es un plan muy bogotano que explorar (incluso puede ser una linda idea para una cita romántica). Aprovecha para comer mazorca asada y tomar salpicón o jugo de naranja y mandarina recién exprimidos en los puesticos de la calle.

Photo: Fotos593 | Shutterstock

Pasear por el Parque Simón Bolívar

El Parque Simón Bolívar es el más grande de Bogotá. Puedes hacer ejercicio, hacer un picnic, montar bici, montar en un bote en el lago, caminar o ir a alguno de los muchos conciertos que se presentan allí. Es un eje central de muchas actividades de la ciudad.

Crédito: @camilodelgado

Conocer el Jardín Botánico

El Jardín Botánico es otro parque lleno de tranquilidad en medio de la ciudad. Vas a encontrar una muestra de los diferentes ecosistemas de plantas de Colombia y una agenda permanente de eventos culturales. Si estás en Bogotá en septiembre, te recomiendo pasarte por la exposición de orquídeas.

Pasar un domingo en Usaquén y probar el mejor café

Visitar Usaquén siempre es lindo, pero los domingos tiene un encanto especial con su tradicional mercado de las pulgas. Ropa, accesorios, té, miel, antipasto, mermeladas artesanales, esencias, aceites e inciensos, ruanas, mochilas, alpargatas, obras de arte, y una gran cantidad de artesanías son sólo algunas de las cosas que puedes encontrar un domingo en este mercado.

Photo: David Antonio Lopez Moya | Shutterstock

Ya estando en este barrio encantador, aprovecha para sentarte un rato en su plaza principal, entrar a la iglesia, disfrutar de un brunch, almorzar, tomarte una cerveza, tomar un café o comerte un helado. Te recomiendo “Amor Perfecto”, donde encontrarás la combinación de estas dos cosas, “Café San Alberto” donde podrás probar un café Quindiano de tradición, o “Catación Pública”, para aprender más de esta popular bebida colombiana. También puedes pasar un rato y vivir una experiencia completa en el Boho Food Market.

Visitar los mercados tradicionales del centro

San Alejo es otro mercado de pulgas que puedes visitar. No es tan refinado como el de Usaquén, pero sin duda uno de esos más auténticos y tradicionales en donde encontrar cachivaches, libros, acetatos, mobiliario y objetos de segunda mano. Los domingos y festivos sus visitantes se transportan al pasado y abren el baúl de sus recuerdos gracias a objetos que aunque para muchos son obsoletos, para otros son toda una reliquia. Vas a encontrar máquinas de escribir, radios, teléfonos viejos y otras antigüedades.

Si definitivamente no eres un cachivachero sino un coleccionista de anticuarios, te recomiendo visitar la Calle de los Anticuarios en el norte de la ciudad.

Otro lugar pequeño y encantador para comprar souvenirs y artesanías típicas es el Pasaje Rivas. Este colorido callejón fue abierto hace 125 años, siendo el primer paraje comercial artesanal del país. Artesanías como hamacas, mochilas, ruanas, canastos, vasijas, marranitos de barro, carrieles paisas, sombreros y miles de objetos más cuelgan del techo y se apilan en las paredes decorando el lugar. Encontrarás cosas tan representativas como el juego de Rana y las vajillas de barro en donde se sirven el ajiaco o la cazuela de fríjoles.

Ir a la plaza de mercado de Paloquemao

Dedicar unas horas a conocer la plaza de mercado de Paloquemao será una experiencia no sólo auténtica sino sensorial. Frutas, verduras, tubérculos, carnes y flores le darán color a tus ojos y gusto a tu paladar. Colombia es un país de frutas, así que aprovecha. Seguro tendrás el privilegio de probar algunas que ni los colombianos conocemos aún.

Photo: Sr Mao (@sr.mao)

Ir al teatro

Bogotá es una ciudad de teatro. Entre marzo y abril, y cada dos años, se celebra el Festival Iberoamericano de Teatro. Compañías de todo el mundo se presentan con sus obras tanto en teatro de sala como con algunos eventos gratuitos de teatro de calle. Si coinciden tus fechas, te lo súper recomiendo. Si no coinciden, no te preocupes. Durante todo el año hay obras programadas en los más de 40 teatros de la ciudad.

Ir a un festival de música o ferias culturales

En Bogotá siempre hay algún festival, feria o evento en curso.

Puedes ir a un festival de música como el Estéreo Picnic, Rock al Parque, Salsa al Parque, Jazz al Parque, Colombia al Parque, Be You Fest, entre otros. Hay para todos los gustos y bolsillos pues algunos de estos son gratuitos. Si no puedes ir a ningún festival, seguro habrá algún concierto que se ajuste a lo que más te gusta. Te recomiendo ver la programación del nuevo Movistar Arena, siempre hay algo pasando allí.

Sr. Mao vía Travelstoke

Aparte de la música, Bogotá cuenta con ferias culturales y de negocios como la Feria del Libro, Expoartesanías, ARTBO (Feria Internacional de Arte de Bogotá), Expovinos, entre otras. Muchas de estas ferias se realizan en el centro de eventos Corferias.

Vivir experiencias gastronómicas

Bogotá tiene muchos lugares donde comer… y muchos donde comer MUY bien. Las zonas más conocidas de restaurantes, donde se ubican algunos de los más acreditados, son La Zona G, la Macarena, Usaquén, la Zona T y el Parque de la 93. Si quieres vivir experiencias gastronómicas de lujo te recomiendo algunas en este artículo. Cerca de la Zona G está Quinta Camacho, un barrio encantador con casas estilo inglés donde también hay restaurantes, cafés y pubs donde pasar un buen rato. Acá puedes encontrar otros barrios no tan conocidos de Bogotá donde podrás experimentar lo local no tan turístico.

Salir a rumbear

No es un secreto que a los colombianos nos gusta la rumba y el baile. Uno de los sitios más especiales para vivir una experiencia nocturna inolvidable es Andrés Carne de Res en Chía o su versión en la ciudad, Andrés D.C. Entre buena música, personajes disfrazados, meseros haciendo coreografías de baile y una decoración ecléctica llena de chucherías de todo tipo, es una visita obligada si quieres decir que estuviste en Bogotá.

Otro de mis favoritos es Gaira, el restaurante de Carlos Vives y su hermano Guillermo, un lugar lleno de colombianidad, desde su comida, eventos en vivo, música y rumba. Para los más internacionales les recomiendo Armando, con tres venues o ambientes (Records, All Stars y Music Hall) y una pizzería donde empezar a calentar motores.

Photo: alvarog1970 | Shutterstock

Almorzar en La Calera

La Calera, muy cerca de Bogotá, es un paseo muy local. Salir los fines de semana a almorzar fritanga y comer postres típicos es común entre las familias que viven en la ciudad. Mis recomendados para probar la fritanga son El Tambor o Casa de Piedra. Desde el mirador de La Calera también puedes ver la ciudad o si prefieres puedes alquilar un caballo y pasear con una linda vista a la verde sabana de Bogotá, sus embalses y montañas que la rodean.

Jugar Tejo

Te sugiero que aprendas a jugar Tejo, nombrado deporte nacional y originario de los indígenas muiscas asentados en el altiplano cundiboyacense. Es muy divertido y pone a prueba tu puntería….y a decir verdad, también tus nervios cada vez que explota una mecha. En Bogotá hay muchos lugares donde se puede practicar este deporte, típicamente acompañado de cerveza y a veces hasta algo más fuertecito como el aguardiente. Basta con hacer una búsqueda en Google y escoger.

Photo: Nowaczyk | Shutterstock

Vivir una experiencia colombiana como el Día de las Velitas

El Día (y noche) de las Velitas es una celebración muy colombiana y llena de amor en familia que sucede entre el 7 y el 8 de diciembre. En este artículo te recomiendo algunos lugares en Bogotá o pueblos cercanos donde lo puedes vivir a lo grande.

Photo: oscarhdez | Shutterstock

Ir de paseo a los alrededores de Bogotá

Cerca de Bogotá hay muchos lugares llenos de aventura y naturaleza. Te recomiendo ir a la Laguna de Guatavita, lugar sagrado de los Muiscas y donde se realizaban ceremonias y rituales que dieron origen a la Leyenda del Dorado. Aprovecha también este viaje de un día para ir al pueblo de Guatavita (a unos 16 kilómetros de la laguna), un pueblo estilo colonial de casas blancas, calles empedradas y rodeada por el Embalse de Tominé.

Photo: Simon Pittet | Shutterstock

En el Parque Natural Chingaza puedes conocer uno de los ecosistemas representativos de Colombia: el páramo. Colombia alberga aproximadamente la mitad de los páramos del mundo, así que hazte tiempo para esto. Planea la visita con anticipación, pues se debe pedir autorización previa para poder ingresar a esta área protegida. Acá puedes ver toda la información. Al interior del parque hay diferentes senderos para recorrer, con distintos niveles de dificultad. Acá también puedes ver otros lugares donde hacer trekking cerca a Bogotá.

Photo: Javier Crespo | Shutterstock

Photo: Nicolascontreras | Shutterstock

Otros lugares recomendados para viajes de un día son La Chorrera, la cascada más alta de Colombia con 590 metros de alto, Sopó para practicar parapente solo o en buena compañía, Suesca para practicar escalada, la represa del Neusa para acampar o pasar un día haciendo un asado al mejor estilo colombiano, o la represa de Chivor para practicar Kitesurf. También puedes visitar la Catedral de Sal en Zipaquirá.

Disfruta de Bogotá y cuéntanos sobre tu experiencia en los comentarios por favor.

Photo: Jess Kraft | Shutterstock