La riqueza cultural de la Ciudad de México es tan enorme como su cantidad de habitantes. Hay de todo para hacer y para todos los gustos y presupuestos. Entre quienes hacemos Matador Network hemos elegido estas experiencias, porque nos parece que, después de vivirlas, vas a llevarte una impresión bastante clara de lo que es esta ciudad multifacética. Esperamos que nuestra selección de cosas para hacer en la Ciudad de México te sea útil y no dudes en contactarnos si tienes alguna duda o sugerencia.

Pasear por el Centro Histórico

Al Centro debes dedicarle, por lo menos, un día entero. Lo que no te debes perder:

    • El Museo del Templo Mayor, sede de piezas impresionantes de lo que fuera el imperio azteca o mexica (la “x” se pronuncia como “sh” y este es el nombre correcto de esta civilización). En la foto, el monolito de la diosa de la fertilidad Tlaltecuhtli.

Photo: Jorge Nahual | Shutterstock

    • La Catedral Metropolitana, ubicada enfrente del museo y construida sobre las ruinas de Tenochtitlan, la fastuosa capital del imperio mexica.
    • El Palacio Nacional ha sido testigo del acontecer histórico de México y es sede de espacios muy interesantes, como el recinto homenaje al presidente Benito Juárez, un hermoso jardín botánico y los murales de Diego Rivera.
    • La Alameda Central es el parque urbano más antiguo de América y es el lugar perfecto para practicar una de las actividades favoritas de los chilangos: dominguear.
    • La Plaza Manuel Tolsá y los edificios que la rodean: el Palacio de Correos, el Museo Nacional de Arte y el Palacio de Minería.
    • El Palacio de Bellas Artes es una verdadera maravilla de la arquitectura ecléctica, típica de principios del siglo XX. Su interior resguarda algunos de los mejores ejemplos del muralismo mexicano y su teatro cuenta con un telón hecho con casi un millón de cristales Tiffany.

Photo: Luis Boucault | Shutterstock

    • Para comer, puedes visitar El Balcón del Zócalo (por la vista), El Café Tacuba (súper tradicional), Los Cocuyos (por ser de los mejores tacos de la ciudad, ¡no te pierdas los de tripa, los de lengua y los de suadero!) o La Hostería de Santo Domingo (por los chiles en nogada, aunque recuerda que la mejor temporada para comer este platillo es de julio a septiembre).

 

View this post on Instagram

 

A post shared by De la vida un bocado (@de_la_vida_un_bocado) on

    • En el Museo Mural Diego Rivera se encuentra la versión original de “Tarde dominical en la Alameda Central”. Como dato curioso, el museo fue levantado específicamente para albergar esta obra que te menciono.

    Photo: PSHAW-PHOTO | Shutterstock

    • Subir a la Torre Latino ¡y disfrutar de esta vista!

Photo: Rulo Luna

Xochimilco

Para los chilangos (así se les dice a los habitantes de la ciudad de México), Xochimilco es sinónimo de fiesta. Esta delegación queda al sur de la ciudad, un poquito alejada del centro, pero puedes llegar perfectamente utilizando el transporte público. El asunto es así: los chilangos van en grupo a alguno de los embarcaderos más tradicionales (Nativitas, Zacapa), alquilan una de estos barquitos con nombres llamados trajineras (500 pesos por la embarcación; la renta del equipo de sonido se paga aparte), llevan bebida y comida, ¡y comienza la fiesta mientras la trajinera navega por los canales!

Photo: Lau B

Desde la trajinera puedes comprar todo: más bebida, más comida, artesanías locales y hasta puedes contratar a mariachis (ellos van en su propia trajinera ofreciendo sus servicios, qué tal).

Sin embargo, no todo es fiesta. Desde los embarcaderos Fernando Celada, Cuemanco y Puente de Urrutia hay recorridos por los canales que conforman la Zona Natural Protegida, y podrás avistar aves migratorias y endémicas de Xochimilco; así como visitar ajolotarios y aprenderlo todo sobre el mítico axolotl, el anfibio más amado de México.

Photo: Lapis2380 | Shutterstock

Ya sea que vayas en plan de fiesta o en plan de turismo ecológico, tómate un momento para imaginar cómo sería la vida en los antiguos canales de la Ciudad de México. Ah, Xochimilco se pronuncia “sochimilco”.

Visitar la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe

Seas o no católico, este templo dedicado a la patrona de México es una clara muestra no solo del gran fervor religioso del pueblo mexicano, sino también del sincretismo que ha tenido lugar desde la llegada de los españoles.

Todos los 12 de diciembre se celebra a la Virgen, y la basílica y sus alrededores se llenan de devotos de todas partes del mundo. Es un evento cultural súper interesante que no te puedes perder. Aprovecha para recorrer la Avenida Misterios y consentirte con una rica barbacoa.

Photo: Byelikova Oksana | Shutterstock

Subir al Ángel de la Independencia

Son 200 los escalones que llevan a la cima de uno de los monumentos más icónicos de la ciudad. Desde sus 94 metros de altura vas a tener una vista increíble de Paseo de la Reforma y podrás admirar de cerca la escultura de la Victoria Alada. ¿Lo mejor? ¡Es gratis! Solo tienes que entregar una carta en la delegación solicitando el permiso y se otorgará en 15 minutos. Para más información, contáctate al correo: ijaramilloa@cuauhtemoc.cdmx.gob.mx

Photo: Aberu.Go | Shutterstock

Pasear por el Bosque de Chapultepec y visitar el castillo

El centenario Bosque de Chapultepec cuenta con 686 hectáreas arboladas y está lleno de atractivos y actividades para todos los gustos, desde un zoológico hasta un castillo, pasando por el maravilloso Museo Nacional de Antropología (mira el siguiente punto). Te dejo esta guía para recorrer el Bosque de Chapultepec, para que puedas planear tu visita con tiempo y de acuerdo a tus gustos.

Photo: victorcalceta | Shutterstock

Visitar el Museo Nacional de Antropología

El Museo Nacional de Antropología se encuentra en Chapultepec y es hogar de invalorables piezas de la historia prehispánica de México. Si te interesa este tema, puedes fácilmente pasar un par de meses aquí adentro. Si solo quieres conocer lo básico, como una tarde te alcanzará. Entre lo que no debes dejar de ver está la impresionante Piedra del Sol (mal llamada “calendario azteca”; foto), la escultura a la deidad Coatlicue, los atlantes de Tula y la réplica del penacho del emperador Moctezuma (el original se encuentra en Viena y nunca podrá regresar a México).

Photo: Leon Rafael | Shutterstock

Ir a las luchas

La lucha libre entre enmascarados (y enmascaradas, ¡porque también luchan mujeres!) es un deporte cien por ciento mexicano que, con el correr de los años, se ha transformado en un divertidísimo espectáculo familiar que no discrimina por edad, género o clase social.

Aquí hay todo tipo de mexicanos que, con pasión y mucho humor, alientan a sus luchadores favoritos. El ambiente es muy seguro y ahí mismo venden bebidas (¡hay cerveza, sí!) y comida. Una opción divertida para hacer, especialmente si estás con niños, es tomar el tour Turibus Turiluchas, ya que el paseo hacia la Arena México se realiza en compañía de uno de los luchadores que competirán esa misma noche. ¡No te olvides de comprar una máscara para llevar de recuerdo a casa!

Photo: Lau B

Comer torta de tamal

Ya conoces a los tamales, característicos de toda América Latina en una u otra forma. Ahora, imagínatelos dentro de un pan (bolillo). Tal vez no te suene muy apetecible (a mí tampoco me gustaba la idea, te lo aseguro, ¡hasta que vencí a mis prejuicios y la probé!). La torta de tamal o guajolota es clásica de la CDMX y está entre los platillos que no puedes dejar de probar durante tu visita.

Photo: Marcos Castillo | Shutterstock

Pasar un domingo en Coyoacán

Coyoacán es uno de los barrios más lindos y coloridos de la ciudad, lleno de calles empedradas, historias misteriosas y rincones mágicos.

Photo: Lau B

Lo que no te puedes perder:

    • El Museo Casa Azul es el lugar en el que nació, vivió, creó y murió Frida Kahlo. Aquí se encuentran algunas de sus obras más importantes, además de objetos de la vida cotidiana de la artista. Durante la Noche de Museos (último miércoles de cada mes) hay un excelente recorrido nocturno en el que una actriz personifica a Frida y guía a los visitantes a través de su morada y de su vida.Por favor, compra los boletos con anticipación, porque hay filas de horas para ingresar. Está cerrado los lunes, como todos los museos de la ciudad. Con la entrada a este museo también tendrás acceso (y transporte gratuito) al Museo Anahuacalli, donde se encuentra la colección de arte prehispánico legada por Frida y Diego al pueblo mexicano.

Photo: Kamira | Shutterstock

    • Coyoacán está lleno de cafecitos de excelente calidad. El más tradicional es El Jarocho, pero nosotros tenemos otros favoritos. Ojalá que puedas evaluarlos por ti mismo.
    • El Mercado de Coyoacán es uno de los más lindos de la ciudad (y he recorridos muchos, porque soy fan de los mercados). En la placita de enfrente se baila danzón y, los domingos, hay una feria de arte.

Photo: Lau B

    • En Casa de las Culturas hay exposiciones permanentes y transitorias, y se encuentra este mural, considerado uno de los más ricos de la capital.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Dounia Nouar دنيا نوار (@dounianouar) on

    • Para comer hay muchas opciones, para todos los gustos y todos los presupuestos. Una visita obligada es el Mercado de Comidas de la calle Higuera, en el centro. Pregunta por el puesto de quesadillas de Irma (foto). Esto me lleva a un tema muy misterioso que me ha quitado el sueño: la CDMX es el único lugar del mundo en el que debes expresamente pedir que quieres que tus quesadillas tengan queso. De lo contrario, y si pides por ejemplo “una quesadilla con frijoles”, te traerán una tortilla con frijoles… sin queso. ¡Ojo!
  • Ya que andarás por el sur de la ciudad, puedes visitar otros de los barrios más encantadores: San Ángel (imperdible su bazar de los sábados) y el centro de Tlalpan.

Visitar una pulquería

Dicen que el pulque es el elixir mexicano de la eterna juventud. Esta deliciosa bebida de origen prehispánico se obtiene por la fermentación del aguamiel, que es la savia azucarada de algunas especies de magueyes. No te engañes, el pulque también es super nutritivo. Te recomendamos la pulquería Las Duelistas, fundada hace 80 años y recientemente revitalizada. Ya nos contarás qué te parece el pulque. Queda en Aranda 28, Colonia Centro.

Photo: Alyssa Gunn | Shutterstock

Catar tacos por todos los puestos de la ciudad

Los puestos de tacos son baratos, están abiertos casi a toda hora, y las salsas y acompañamientos brillan por su variedad y excelencia. Todo el mundo, ricos y pobres, se congrega en una misma línea y comparte un momento mientras come frente a su puesto favorito, algunos de los cuales son verdaderas instituciones con décadas de historia. Consejo: siempre favorece el puesto que tenga una larga fila, ¡es señal de buena calidad!

Los tacos característicos de la Ciudad de México, y también mis favoritos, son los tacos al pastor (¡¡riquísimos con su piña!!).

Photo: Lau B

Sin embargo, hay tantos tipos de tacos en México como mexicanos hay… Así que te sugerimos que sigas las recomendaciones de esta lista, para después experimentar con otros lugares. ¡No te olvides compartir con nosotros lo que encuentras!

Aprender un poco de albur

El albur es un lenguaje popular entre los mexicanos, que hace referencia de manera muy traviesa a la sexualidad. No te asustes: el albur no es un intento de agresión ni tampoco lleva implícita la intención de asustar a nadie. Se trata simplemente de una esgrima entre dos interlocutores que buscan demostrar quién tiene la respuesta más rápida y creativa, sin incurrir en malas palabras. Puedes tomar clases de albur o también participar del “Seminario de albures finos”, que se lleva a cabo en mayo.

Ir a escuchar mariachi a una cantina

Ya sea en los alrededores de la Plaza Garibaldi (recomendamos el Salón Tenampa y el Museo del Tequila y el Mezcal) o en alguna cantina de barrio (me encanta La Coyoacana, en Coyoacán), no puedes dejar de vivir esta experiencia de celebración y música, que ha sido declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Deja la timidez de lado y anímate a gritar con toda la pasión que seas capaz de sentir: “¡Pero sigo sieeeendo el reeeeeeeey!”.

Photo: Lau B

Comer una torta de chilaquil en la esquina del chilaquil

Los chilaquiles son uno de los desayunos preferidos de los mexicanos. Imagínatelos entonces en una torta / sándwich. Dicen que fue justamente en esta esquina ya mítica de Tamaulipas y Alfonso Reyes (La Condesa) donde se inventaron las tortas de chilaquil. Abierto de 8 am a 1 pm.

Visitar el campus de la UNAM

El campus central de Ciudad Universitaria es uno de los ejemplos más importantes de modernismo del siglo XX. Sus edificios están decorados por imponentes murales en los que se abordan temas de la historia de México; sus jardines son punto de encuentro y esparcimiento para la comunidad estudiantil; y no olvidemos que aquí se encuentran algunos de los museos más importantes de la Ciudad de México, como el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC).

Photo: Rulo Luna

La arquitectura, el urbanismo y el paisajismo se integran a la perfección en este complejo que está considerado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2007. Si tienes niños, vayan a Universum, el Museo de las Ciencias de la UNAM. Es uno de los lugares favoritos de mis hijos, ¡les va a encantar!

Ir a la Biblioteca Vasconcelos

La Ciudad de México está llena de lugares ideales para los amantes de los libros, pero nuestra recomendación es la Biblioteca Vasconcelos, por su arquitectura y su jardín espectacular.

Photo: Amith Nag | Shutterstock

Recorrer alguno de los mercados

Siempre digo que los mercados son el corazón de México, porque en ellos se condensan todos los elementos fundamentales de esta cultura tan rica. En la CDMX hay muchos mercados y muy interesantes.

El Mercado de Sonora está dedicado al curanderismo y a la brujería, y es ideal para abastecerte de todo tipo de pociones.

Photo: Lau B

El de Jamaica es el mercado de las flores y de las plantas. ¡Hermoso durante la semana del Día de Muertos!

 

View this post on Instagram

 

A post shared by CITYMX (@citymx) on

Crédito: @_edgarolguin

El mercado de la Lagunilla es el más grande la ciudad y aquí puedes encontrar absolutamente de todo y con las presentaciones más creativas…

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Nuno Pinto (@onunopinto) on

Visitar Mixquic en Día de Muertos

¡El Día de Muertos aquí es impactante!

Photo: Roberto Michel | Shutterstock

Ahora lo más importante: ¡la comida!

Para comer hay de todo y para todos los gustos, y ya te hemos dado algunas sugerencias a lo largo del artículo. Aquí las recomendaciones de nuestro staff:

    • En el café Avellaneda, de Coyoacán, se sirve sin dudas uno de los mejores cafés de la ciudad.
    • Los chiles en Nogada en la Hostería de Santo Domingo son muy famosos y, aunque en un principio la combinación de ingredientes pueda parecerte muy rara, el resultado es una exquisitez.

Photo: Shandor | Shutterstock

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Kika (@kikinaocm) on

    • La cocina de Nicos, en la Delegación Azcapotzalco es tradicional mexicana, y se utilizan ingredientes locales desde 1957. Su menú incluye recetas del siglo XIX, como la estelar sopa de natas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Mario (@lavandera_mario) on

    • Los esquites con tuétano del puesto de Xola, en la Colonia Narvarte, son famosísimos, mmmm.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Karla Garus (@garusina) on

    • No debes perderte los mariscos estilo Sinaloa de Don Vergas.
    • Las quesadillas que más votos tienen son las gigantes (apodadas “machetes”) de, justamente, Los Machetes, en la Colonia Guerrero.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Los Machetes Oficial (@losmachetesoficial) on

  • Los tacos al pastor que te recomendamos son los de El Vilsito.
  • Ya te hemos contado en el punto del Centro Histórico sobre los tacos de Los Cocuyos…
  • Lo mismo con las tortas de chilaquiles en “La esquina del chilaquil”.
  • Tostadas en Tostadas Coyoacán, dentro del mercado.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Cindy’s Food + Travel 🌎 (@chubbychinesegirleats) on

Recorrer Reforma en bici

Cada domingo, Paseo de la Reforma se cierra a la circulación de autos por las mañanas y permite el tránsito de personas en bici, patines y patinetas. Esta es una excelente oportunidad para recorrer la avenida más bonita de la ciudad sin mayores preocupaciones. Sobre la misma avenida se encuentran algunos lugares en los que puedes rentar una bicicleta de forma gratuita, sólo hay que dejar una identificación y ¡listo!

 

View this post on Instagram

 

A post shared by 🌙 (@luisaaf1) on

Viajar en Metro

El Metro es una verdadera institución en esta ciudad. Sus líneas están llenas de historia y hasta los íconos que representan cada una de las estaciones tienen algo que contar. Puede ser un poco caótico en horas pico, pero basta con seguir algunos consejos básicos para salir bien librado del subterráneo chilango.

Photo: Shutterstock / Luis Sanz

La capital de México es la segunda ciudad con más museos del mundo

De algunos ya te hablamos, aunque es imposible mencionarlos a todos. Aquí te dejamos una lista de los museos más importantes de la ciudad. Ya nos cuentas si descubres algún otro.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Museo Tamayo (@eneltamayo) on

Foto: @eneltamayo

Hacer viajecitos de un día

Nuestras recomendaciones: ir a las pirámides de Teotihuacán; visitar el balneario de aguas termales de Tolantongo; visitar alguno de estos hermosos lugares del Estado de México; o alguno de los muchos pueblos Mágicos que se encuentran a los alrededores de la ciudad.

Espero que te haya servido esta guía. Por supuesto que hay mucho, mucho más para ver en la Ciudad de México. Yo ya pasé muchos meses aquí, en diferentes viajes, y siento que he visto solo el diez por ciento… Mejor así, ¡porque siempre tengo un motivo para volver!

Photo: Lau B